Las acciones del sector bancario han sido las más afectadas en las jornadas en las que la incertidumbre por lo que pasará con la deuda griega ha golpeado a los mercados, el Stoxx Europe 600, el índice del sector financiero de la región, en el año cae 4.35% y sólo en junio 6.06 por ciento.

Lo anterior se explica por la elevada exposición que tienen la banca hacia los papeles helénicos.

La banca europea tiene 81% de la deuda pública griega, sobre todo bancos alemanes y franceses.

De acuerdo con el Banco Internacional de Pagos (BIS, por su sigla en inglés), al cierre del tercer trimestre del 2010 los bancos franceses eran los que tenían la exposición más elevada a Grecia con 92,000 millones de dólares, de los que 19,800 millones corresponden la deuda pública, el resto se reparte entre bancaria y privada.

Alemania es el siguiente país con mayor exposición directa al poseer 69,400 millones de dólares, de los que 26,300 millones son de deuda pública, el mayor monto de la región.

Después aparece Gran Bretaña con 20,400 millones de dólares, pero la mayor tenencia es de deuda privada.

Sin embargo, el BIS contabiliza otro tipo de operaciones que hacen que el problema deja de ser sólo europeo. En su contabilidad existe un apartado de otras exposiciones en el que se encuentran derivados, garantías y compromisos de crédito. Como explica el BIS en su anexo estadístico, el apartado de garantías incluye los derivados de crédito o CDS vendidos por los bancos extranjeros.

Cuando un banco vende un CDS, en este caso sobre deuda griega, se compromete a indemnizar a los inversionistas que hayan comprado este seguro si el emisor de la deuda (es decir Grecia) no paga. Es un tipo de exposición indirecta y en ésta destacan los bancos de Estados Unidos con 36,200 millones de dólares para una exposición total de 43,100 millones.

Castigan a bancos franceses

Al ser Francia el más expuesto toma sentido la decisión de Moody’s de poner en revisión la nota de los tres mayores bancos franceses: Crédit Agricole, BNP Paribas y Société Générale.

El motivo es la exposición de las entidades a la economía griega, bien a través de la propiedad directa de deuda soberana o del crédito concedido al sector privado .

Y es que el banco francés BNP Paribas es el banco europeo con mayor exposición a Grecia, al cierre de marzo tenía 5,000 millones de euros, Société Générale, también de Francia, era de 2,500 millones de euros.

Es en este contexto, en el que las acciones de BNP Paribas en el año aún registran una ganancia de 5.36%, pero en junio acumulan una caída de 7.5 por ciento.

Francia y Alemania aceptan ayudar

Ante la elevada exposición que tienen a Grecia, la banca francesa y alemana se sumaron al rescate.

La banca francesa buscaría refinanciar hasta 70% de la deuda a medida que venza y realizaría la mitad de estas recompras a 30 años de plazo. Alemania examina la propuesta para hacer su parte.

La deuda griega suma 300,000 millones de euros. Además del importe, preocupa que muchos vencimientos se darán antes del 2015.