La banca de desarrollo está preparada con más de 8,500 millones de pesos para enfrentar la sequía, informó la Secretaría de Hacienda.

En el marco de la presentación del programa PATMIR-Bansefi, el titular de la Unidad de Banca de Desarrollo de la dependencia, Luis Madrazo, explicó que los recursos servirán para que los productores puedan reestructurar créditos en condiciones extraordinarias al ofrecer tasas menores y una cobertura mayor de garantías ante intermediarios financieros.

Hacienda detectó que, frente a esa contingencia, lo que se necesita es reestructurar, es decir, extender el plazo y se hará de tal forma que no afecte el poder crediticio del acreditado y no tanto atender problemas de cartera vencida, afirmó.

Tenemos ante la sequía lugares en donde no ha habido un impacto en los créditos, sino que lo que ha habido es necesidad de movilizar cultivos a otros lugares como en el sur-sureste , comentó.

Explicó que a diferencia de otros eventos climatológicos, muchas veces los productores tienen que movilizar sus cultivos y hacer la siembra en otro lugar, pero no se ve como problema de cartera vencida, indicó.

AGILIZAR RECURSOS

En tanto que para los programas ya establecidos y presupuestados, Madrazo dijo que la instrucción es darles agilidad y asegurarse que los recursos efectivamente lleguen a los que lo requieren, ante la emergencia que se está viviendo.

Se tienen los recursos y lo que debemos hacer es ejecutarlos de una manera ágil y transparente, por eso el decreto que se anunció fue para ser más flexibles y rápidos en momentos de crisis. Además, ya se prevé así en las reglas de operación de los distintos programas. Mencionó el caso de los impactos ambientales, en donde se tiene que actuar de inmediato, así como con el cálculo del costo beneficio y los trámites ante dependencias.