Aunque durante el 2016 la exposición de los bancos de desarrollo con empresas del sector energético se incrementó visiblemente, especialmente con Pemex y la Comisión Federal de Electricidad, hasta el momento éstos han sorteado el impacto por las situaciones financieras de dichas instituciones, indicó el Banco de México (Banxico).

En el último reporte del sistema financiero el Banxico explicó que hasta el momento es adecuada la cobertura normativa de las pérdidas esperadas y las no esperadas, en su relación con estas empresas.

La mayoría de los financiamientos a cargo de Pemex y de la CFE se otorgaron para proyectos de infraestructura estratégicos (con fuente de pago propia), por lo que (los bancos de desarrollo) no se han visto impactados inmediatamente por situaciones financieras de coyuntura en dichas empresas , explicó el banco central.

El Banxico recordó que durante el 2016 las autoridades fiscales anunciaron una serie de medidas para atender la situación financiera de Pemex, entre las que destacan líneas de créditos de la banca de desarrollo a la empresa por un monto de 15,000 millones de pesos.

Primeramente se designó una nueva administración con la encomienda de reestructurar a la empresa. Segundo, el Consejo de Administración de la entidad aprobó una reducción de su presupuesto. Tercero, el gobierno federal dio a conocer, entre otras medidas, una aportación patrimonial a la empresa y el otorgamiento de una facilidad para el pago de pensiones y jubilaciones durante el 2016 , detalló el organismo.

Cuarto -agregó-: a fin de poder hacer frente a los compromisos con proveedores y contratistas, Pemex obtuvo por parte de la banca de desarrollo líneas de crédito por 15,000 de millones de pesos .

Además, reiteró que dentro del Plan de Negocios 2016-2021 de Pemex se consideraron medidas para ajustar la estructura de costos de la entidad y la estrategia de negocios a un escenario de precios bajos.

Asimismo, en el mediano plazo se contempla la utilización de todos los instrumentos y flexibilidad que ofrece la reforma energética para mejorar la eficiencia de la empresa , agregó.

Para el Banxico, las líneas de fondeo que Nacional Financiera, Banobras y Bancomext pusieron a disposición de Pemex en la actualidad no se reflejan en los índices de morosidad del sistema financiero.

De manera favorable, estos apoyos han permitido que las dificultades financieras de la empresa no se reflejen en los índices de morosidad del sistema , sostuvo el Banxico.

Asimismo, destacó la potencialidad de nuevas figuras, contempladas por la reforma energética, las cuales tienen la intención de realizar proyectos de inversión con una estructura de costos más adecuada y con mayor diversificación de riesgos para las entidades que financien dichos planes.

Cabe destacar la potencialidad de las nuevas figuras contempladas por la reforma energética para estimular las inversiones de Pemex en alianza con otras empresas, las cuales podrían facilitar la realización de proyectos de inversión con una estructura de costos más adecuada y una mayor diversificación de riesgos .

Banca múltiple, estable

El Banxico también reconoció que la exposición que tiene la banca múltiple con Pemex y su cadena de proveedores, en un entorno de bajos precios del petróleo, ha causado preocupación.

La exposición de la banca múltiple a través del otorgamiento de créditos bancarios a Pemex y a su cadena de proveedores al cierre de septiembre del 2016 representa como porcentaje de su capital 15.8 y 16.6%, respectivamente .

La caída de los precios del petróleo y de la plataforma de producción ha despertado preocupación por la importante exposición de la banca con las empresas del sector energético, dentro de las que destacan Pemex y su cadena de proveedores, así como por el peso que tienen en el sistema financiero y en la economía nacional , describió el Banxico.

Pese a esto, el banco central enfatizó que la exposición de la banca múltiple a estas cadenas de proveedores se ha mantenido estable durante los últimos meses y su comportamiento crediticio ha sido similar al del resto de la cartera comercial.