En enero de este año se acentuará la tendencia ascendente de la inflación, al alcanzar hasta 4.4% debido a la puesta en marcha de los cambios fiscales y del reciente aumento en la tarifa del metro en el Distrito Federal, estimó Banamex Citi.

No obstante, el coordinador de Estudios Económicos y Sociales del grupo financiero, Arturo Vieyra, aclaró que debido a que se trata de cambios en precios relativos, el repunte en la inflación anual por encima de 4% se desvanecerá iniciando 2015.

Es decir, refirió que "nuestra expectativa de inflación para finales de 2014 se ubica en 4.4% anual (con un promedio en el año de 4.3%), y para el término del 2015 en 3.6% (promedio de 3.8%)".

Refirió que la inflación desde noviembre del año pasado inició una tendencia ascendente, por lo que el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) en la primera quincena de diciembre registró un importante repunte en su tasa anual hasta 3.86 desde 3.62% en noviembre.

Subrayó que el crecimiento del INPC se acentuaría en enero, alcanzando una tasa de 4.4% anual y que con base a estimaciones -con información parcial de la primera quincena del mes-, la inflación anual registrará otro aumento importante en enero de 0.83% mensual.

Este repunte sería el segundo incremento mensual más alto para un mismo mes en los últimos 11 años, con lo que la inflación general se incrementará hasta 4.38% anual, impulsado tanto por la mayor inflación subyacente, como por su componente no subyacente.

Cabe anotar que el consenso de analistas de la más reciente Encuesta Banamex de Expectativas anticipa un incremento de la inflación similar para enero ( 0.86% mensual y 4.41% anual).

Detalla que el fuerte incremento de los precios se deriva principalmente de la puesta en marcha de los cambios fiscales, toda vez que la aprobación de la ley de ingresos 2014, que entró en vigor el 1 de enero, implica una serie de impuestos que repercutirán sobre el crecimiento del INPC en 67 puntos base.

Arturo Vieyra aclaró que una característica muy importante de los aumentos en precios relativos es que son de una sola vez, por lo que las estimaciones apuntan a que los efectos de segundo orden no serán significativos, y por tanto, el repunte de precios por encima de 4% se desvanecerá iniciando 2015.

nlb