La reducción del endeudamiento de los hogares estadounidenses se detuvo durante los tres primeros meses del año, anunció la Reserva Federal estadounidense.

Según la Fed, la deuda total de las familias estadounidenses se elevaba al 31 de marzo a 11,500 billones de dólares (cerca de 77% del PIB de Estados Unidos).

Esta cifra es 8.2% menor a lo registrado a fines del tercer trimestre de 2008, cuando alcanzó su techo y 0.3% más que lo reportado al 31 de diciembre de 2010.

El banco central informó que el techo de los créditos acordados en el país (tarjetas de crédito y otros) aumentó por primera vez desde el tercer trimestre de 2010.

Asimismo, el número de préstamos hipotecarios detuvo su retroceso por primera vez desde inicios de 2008.

Las familias estadounidenses financian a crédito cerca de 25% de sus gastos de consumo, que son habitualmente el motor del crecimiento económico del país.

apr