Las cinco potencias emergentes reunidas en el BRICS manifestaron este jueves su preocupación por el exceso de liquidez en el sistema financiero mundial provocado por las políticas monetarias de los países ricos.

Los bancos centrales de las economías desarrolladas han inyectado miles de millones de dólares en el sistema bancario y mantienen los tipos de interés muy bajos para tratar de estimular el crecimiento para luchar contra la crisis de la deuda.

"La liquidez excesiva que se deriva de la política agresiva adoptada por los bancos centrales para estabilizar sus economías está extendiéndose en las economías de los mercados emergentes", dijo el bloque que reúne a Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica, al término de su IV Cumbre en Nueva Delhi.

"Pensamos que es esencial que las economías desarrolladas adopten políticas macroeconómicas y financiera responsables, que eviten crear liquidez mundial excesiva y emprendan reformas estructurales para fomentar el crecimiento, creador de empleo", agregaron.

"Advertimos de los riesgos de un flujo importante y volátil de capitales al que se enfrentan las economías emergentes", agregaron.

Los mercados emergentes temen que la nueva liquidez inyectada en el sistema bancario de los países ricos se utilice para comprar activos en los países en desarrollo, con el riesgo de crear una burbuja y contribuir a la volatilidad en los tipos de cambio.

Los cinco países miembros de los BRICS representan cerca de un cuarto del PIB mundial y el 40% de la población del planeta.

RDS