El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) anunció hoy dos nuevas líneas de crédito contingente para América Latina y el Caribe, una para ayudar a enfrentar crisis financieras externas y otra para las secuelas de desastres naturales.

La primer Línea de Crédito Contingente para la Sostenibilidad del Desarrollo (DSL) pondrá 6,000 millones de dólares a disposición de los 26 países miembros prestatarios del BID durante el periodo 2012-2014, señaló la institución.

El objetivo es ayudar a los países a proteger a sus ciudadanos más pobres ante variaciones pronunciadas de los precios de los productos básicos, crisis de liquidez globales y otros factores exógenos.

El mecanismo incluye una exposición máxima de 2,000 millones de dólares por año y con la posibilidad de transferir los recursos no usados de un año al otro.

La segunda Línea de Crédito Contingente para Desastres Naturales (CCL) busca apoyar a los países a atender las necesidades financieras urgentes después de un desastre natural, señaló el BID.

El monto total de la CCL para el periodo 2012-2014 es de 2,000 millones de dólares, pero se dispuso la ampliación de la ya existente Facilidad de Crédito Contingente para Emergencias Causadas por Desastres Naturales (CCF).

RDS