El Banco Central Europeo (BCE) redujo este jueves su tasa de interés de depósitos para bancos y extendió su programa de estímulo para impulsar la economía en los 19 países de la eurozona, pero las medidas no lograron impresionar a los inversionistas.

La medida principal del BCE, que decide la política monetaria para los 19 países que utilizan el euro, fue reducir la tasa de interés para depósitos de bancos comerciales de -0.2 a -0.3 por ciento.

La reducción de la tasa tiene la intención de motivar a los bancos a prestar dinero, al imponer una penalidad en los depósitos que dejen en el banco central, pero muchos mercados habían pronosticado una mayor reducción.

Entre otras medidas Mario Draghi, presidente del BCE, indicó que el banco extenderá la duración de su programa de compra de bonos, cuyo objetivo es que los préstamos sean baratos en una economía más amplia.

Draghi informó que el programa, que concluiría en septiembre del 2016, se extenderá hasta marzo del 2017 o más, de ser necesario. Aunque el programa se extendió lo que aumentará el tamaño del estímulo general para los previos 1.1 billones de euros (1.2 billones de dólares) el límite máximo de 60,000 millones de euros en compras se mantuvo fijo.

Las decisiones de hoy se tomaron para asegurar el regreso a un ritmo de inflación a niveles por debajo, pero cerca de 2% , sostuvo Draghi en una conferencia de prensa. Si esto no es suficiente, podemos seguir (...) recalibrando más y más, si las condiciones externas ponen en peligro nuestro objetivo de una inflación por debajo de 2% , prometió.

Las medidas del BCE causaron reacciones frenéticas en los mercados financieros: el euro brincó 2.4%, a 1.0861 dólares, cuando horas antes se movía hacia abajo, a 1.05 dólares. En los mercados de valores, las reacciones fueron igual de drásticas. Luego de un día en donde iban a la alza, los mercados de valores europeos se hundieron.

Éste ha sido un gran fracaso del BCE , sentenció James Hughes, analista de mercados en GKFX. Se esperaba mucho más , sostuvo.

El BCE no logró cumplir las esperanzas que había suscitado , se lamentó Jonathan Loynes, un analista de Capital Economics.

FMI saluda el anuncio

Por su parte, el Fondo Monetario Internacional (FMI) saludó el anuncio del BCE para apoyar la economía europea, mientras pedía a la institución estar lista para utilizar todos los instrumentos para contrarrestar los crecientes riesgos para la recuperación.

El BCE debe seguir demostrando enérgicamente su determinación de tomar medidas y utilizar todos los instrumentos a su disposición hasta que se logre su objetivo de estabilidad en los precios , sostuvo Gerry Rice, portavoz del FMI, en una conferencia de prensa en Washington.