Cuando el crecimiento de la zona euro se acelere, será el momento para que el Banco Central Europeo (BCE) vuelva a elevar su tasa de interés, indicó el lunes el jefe de la OCDE, Angel Gurría.

El titular del organismo resaltó que el mercado da por descontado que el BCE subirá su tasa este jueves a 1.5%, después de que los consejeros de la entidad reiteraran que están en un modo de "fuerte vigilancia" frente a la inflación.

Más allá de eso, Gurría advirtió sobre los riesgos de un ajuste demasiado rápido.

"No recomendaría un endurecimiento agresivo y no creo que lo tengamos", dijo el director de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) en una entrevista con Reuters.

"Está bien enviar una señal, pero yo le daría algún tiempo. Veamos dónde se asientan las cosas", declaró, agregando que los precios de las materias primas habían caído y que la inflación subyacente de la zona euro estaba contenida, mientras que el crecimiento del bloque se desaceleraba.

También se refirió al manejo de la crisis de deuda griega.

"Todos los días tenemos un nuevo plan. No hemos coordinado muy bien y fallamos en consultar a los jugadores más importantes", señaló.

"Aún no llegamos allí (con el plan griego), la solución final debe incluir a los acreedores", agregó.

JSO