El Banco Central Europeo (BCE) le dio el miércoles a los bancos griegos la posibilidad de acceder de nuevo a financiamiento barato al permitir que la deuda soberana del país sea usada como colateral en las operaciones de financiación del organismo.

Al levantar una prohibición que estaba vigente desde julio, el BCE dijo que determinó que la deuda griega vuelva a ser aceptable a la luz de los avances del país con las medidas de reforma, los recortes presupuestarios y las privatizaciones.

La medida siguió a la decisión de la semana pasada de parte de la zona euro de ofrecerle casi 50,000 millones de euros (64,000 millones de dólares) en una largamente postergada ayuda para Atenas, que evitó un catastrófico incumplimiento de pagos y aseguró la continuidad de Grecia en el club de la moneda única tras meses de dudas y turbulencias políticas.

Los bancos griegos están entre los mayores tenedores de la deuda del país, lo que significa que la decisión del BCE podría permitirles acceder al financiamiento barato y expandir el crédito a las empresas griegas.

RDS