La inseguridad que azota en mayor o menor medida a América Latina, pero con particular incidencia a América Central, Colombia y México, es uno de los principales obstáculos a las inversiones y los negocios en la región, según el Foro Económico Mundial de Davos.

La inseguridad pública es uno de los principales problemas que tiene América Latina , dijo la directora del Foro para la Región, Marisol Argueta, exministra de Relaciones Exteriores de El Salvador, al presentar el balance, de la 43 edición del Foro.

La inseguridad afecta la competitividad del país porque afecta a las empresas , recordó Argueta tras asegurar que éste será uno de los temas que se abordarán en el foro regional para América Latina, que se celebrará del 23 al 25 de abril en Lima, Perú.

En el informe sobre competitividad que realiza el Foro, la inseguridad es uno de los 12 factores que se tienen en cuenta, junto con las infraestructuras, la educación, la eficiencia de la administración o la seguridad jurídica. En muchos casos, puntualizó, puede ser determinante para una empresa a la hora de establecer sus cadenas productivas o sus centros de decisión.

Aunque la organización no cuantificó los gastos en seguridad pueden aumentar considerablemente los costos de producción, sin contar con que suele un factor decisivo para el personal, en particular si es expatriado, para instalarse en el país.

Es un problema que tiene toda la región, pero afecta en particular a América Central, con excepción de Panamá y Costa Rica, porque hay cada vez más problemas de inseguridad.