Si bien América Latina pudo salir adelante en esta crisis global, falta avanzar en alfabetización financiera mediante el uso de la tecnología para profundizar el conocimiento de las personas, afirmó el presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Luis Alberto Moreno.

En entrevista en el marco de la reciente Cumbre de Líderes del G-20, dijo que ése es el gran desafío para la región: seguir con los esfuerzos en materia de inclusión financiera, en los cuales los gobiernos deben acompañar los esfuerzos que están haciendo los sectores privados.

Ése es el gran reto que tenemos en Latinoamérica y el Caribe, porque pudimos avanzar y salir avante de esta crisis y tantas crisis que hemos enfrentado en el pasado , reiteró. Pero hizo ver que uno de los temas que no terminamos de resolver es el de inclusión financiera.

Por eso, destacó la importancia de que el gobierno mexicano haya puesto el tema en el centro de la agenda del G-20. Mencionó que aún falta por hacer, tomando en cuenta que en algunos países una de las razones por las que no se ha impulsado la inclusión es que prevalecen aspectos regulatorios en los que se está poniendo techos a las tasas de interés.

REMESAS POR CELULAR

En cuanto a lo que llamó alfabetización financiera, Luis Alberto Moreno manifestó que el uso de tecnología debe ser un camino para profundizar el conocimiento de las personas por medio de la tecnología, como por ejemplo, aprovechar al máximo el teléfono celular.

Lo anterior, pensando en el caso de las remesas, en el que México -destacó- recibe la tercera parte de los flujos que llegan a América Latina. El Presidente del BID estableció que las crisis en el pasado ayudaron a la desintermediación financiera; los impuestos, por ejemplo, en donde algunos países han puesto a las transacciones financieras, apoyaron la desintermediación.