La economía de Grecia se contrajo 6.2% en el segundo trimestre, mientras que las medidas de austeridad para recortar los déficit seguían cobrando víctimas, lo que dificultó los esfuerzos por cumplir las metas establecidas por los acreedores internacionales del país con el fin de seguir entregándole fondos de rescate.

Ya en su quinto año consecutivo, la recesión económica llevó el desempleo a máximos históricos: casi uno de cuatro griegos está desempleado y se auguran más pesares a futuro.

No es una gran sorpresa. Sabíamos que la economía griega seguía en problemas, pero esperemos que sea algún indicio de que el ritmo de declive está tocando fondo , dijo Chris Williamson, jefe economista de la firma investigadora londinense Markit.

Ojalá el primer semestre del año haya sido lo peor que pueda estar y veamos alguna mejora ahora , agregó.

La estimación preliminar del PIB del segundo trimestre se basaba en datos no ajustados estacionalmente y seguía a una caída de 6.5% en el PIB del trimestre anterior.

Los intentos por llegar a 11,500 millones de euros en ahorros y volver a encarrilar el programa de rescate, el gobierno planea revivir una medida de reserva laboral para el eventual despido de 40,000 empleados públicos.

La tasa de desempleo ya trepó 23.1%, con casi 55% de las personas entre 15 y 24 años sin trabajo, una situación desesperada que alimentó la popularidad de partidos contrarios al rescate en las elecciones nacionales de este año.

Un miembro destacado del partido de la canciller alemana, Angela Merkel, dio una seria advertencia a Grecia diciendo que Alemania no dudará en vetar nuevas ayudas al país mediterráneo si hay signos de que no está cumpliendo con las condiciones de su rescate.