El informe de solicitudes semanales de ayuda por desempleo, presentado por el Departamento del Trabajo el jueves, reportó que en la semana que terminó el 10 de octubre se acumularon un total de 898,000 solicitudes, registrando así un aumento de 53,000 de las mismas en comparación a la semana anterior.

Analistas y economistas esperaban, al menos, 825,000 solicitudes.

El Departamento del Trabajo también informó que, a finales de septiembre, al menos 25 millones de personas seguían recibiendo el cheque de ayuda por desempleo. Además, mencionó que el dato de la semana previa fue revisado e incrementó en 5,000 nuevas solicitudes respecto a la cifra previamente estimada (840,000).

Asimismo, las cifras presentadas el día de ayer 15 de octubre, reforzaron las opiniones de que la recuperación económica se encuentra estancada y, además, que la economía necesita de manera urgente otro paquete de rescate del gobierno para las empresas y los desempleados.

Con siete meses de haber iniciado el cierre de la economía en EU, las solicitudes iniciales se han mantenido muy por encima del máximo de 665,000 visto durante la recesión del 2007-09, aunque están por debajo del récord de 6.86 millones de marzo. Además, durante septiembre cerca de 3.8 millones de personas perdieron de forma permanente su empleo.

En consecuencia, la debilidad mostrada en el mercado laboral y el daño económico son grandes obstáculos para las opciones del presidente Donald Trump de ganar un segundo mandato en las elecciones del 3 de noviembre. El candidato demócrata, Joe Biden, ha culpado a la gestión del gobierno durante la pandemia del coronavirus por la peor crisis de la economía en al menos 73 años.

Actividad manufacturera con recuperación lenta

Distintos datos sobre la actividad manufacturera en dos regiones de Estados Unidos en octubre dieron cuenta, el jueves, de una lenta recuperación económica en el país, tras el impacto de la pandemia.

La actividad de la región de Nueva York se desaceleró, según el índice Empire State, el cual perdió 7 puntos, para caer a 10.5, analistas estimaron que el índice se colocaría en 14 puntos.

Este índice elaborado por la Reserva Federal (Fed), continúa con una marca superior a cero, lo que muestra un crecimiento de la actividad, pero su disminución deja en evidencia una ralentización.

Por otra parte, la actividad manufacturera en la región de Filadelfia mostró una aceleración, según el índice correspondiente de la Fed, dando cuenta de un resurgimiento de optimismo para el próximo semestre.

Este indicador ganó 17.3 puntos para subir a 32.3 puntos, lo que resultó muy por encima del incremento de 16 puntos esperado por analistas.

Los componentes que miden la actividad general, como nuevos pedidos y entregas, muestran “una mejora notable”, dijo la Fed en un comunicado.

Contratación, sujeta a renovación de empresas

En tanto, el jefe de la Fed de Richmond, Thomas Barkin, aseguró que el gasto de consumidores y empresas podría aumentar a medida que las personas se sienten más confiadas sobre la economía, pero podría tomar mayor tiempo para que el mercado laboral se recupere por las desigualdades entre los empleos perdidos y los que están en mayor demanda.

Durante una discusión virtual organizada por el Club Económico de Nueva York, dijo que algunas personas que perdieron sus trabajos en negocios minoristas o restaurantes podrían no ver un camino claro.