La economía mexicana enfrenta riesgos a nivel externo, como la eventual salida de capitales del país por la estabilización de la política monetaria en Estados Unidos, así como a nivel interno, por el sobreendeudamiento de las personas, de acuerdo con el Consejo de Estabilidad del Sistema Financiero.

En una sesión presidida por el titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Luis Videgaray, y con la presencia del gobernador del Banco de México (Banxico), Agustín Carstens, el Consejo actualizó su balance de riesgos para el sistema financiero nacional.

En la reunión donde también se aprobó el informe anual que presentará al Ejecutivo Federal sobre el estado que guarda la estabilidad financiera en el país, se analizó tanto el entorno externo como el interno.

De acuerdo con un documento publicado por el Banxico, respecto a la situación del exterior, se indicó que en el trimestre en curso las perspectivas de crecimiento en las economías avanzadas continuaron mejorando, así como el balance de riesgos en Europa.

No obstante, continuó la volatilidad en los mercados financieros internacionales, asociada a la reducción en el ritmo de compra de activos financieros por parte de la Reserva Federal y al menor dinamismo de las economías emergentes.

Los miembros del Consejo concluyeron que, hacia adelante, uno de los principales riesgos para la economía nacional y su sistema financiero se deriva del proceso de normalización de la política monetaria por parte de la Reserva Federal iniciado en enero de 2014 .

Dicho proceso, señala, podría generar una reversión de los flujos de capital que durante los últimos años han ingresado a las economías emergentes, incluyendo la mexicana.

En el entorno nacional, y en particular del sistema financiero, los miembros del Consejo analizaron nuevamente los riesgos derivados de los productos de crédito cuyas características aumentan la certidumbre de cobro del acreedor a nivel individual, pero generan externalidades que terminan afectando al sistema en su conjunto.

Estos productos de crédito, precisa el documento, al aumentar la certidumbre de cobro individual, pueden propiciar descuidos en los procesos de originación, así como en la evaluación de la calidad crediticia de las contrapartes.

Lo anterior provocaría el sobreendeudamiento de los acreditados y una subestimación de los riesgos en que incurren los acreedores.

Por ello, los miembros de Consejo coincidieron en la necesidad de reforzar los procesos internos de control y seguimiento de los riesgos crediticios por parte de las instituciones financieras.

Por último, refrendaron la importancia de que algunas instituciones continúen diversificando sus carteras y líneas de negocio, así como su liquidez.

El Consejo de Estabilidad del Sistema Financiero está conformado por el titular de la SHCP y un subsecretario de la dependencia, así como por el gobernador del Banxico y dos subgobernadores.

Asimismo, por los presidentes de las comisiones nacionales Bancaria y de Valores, de Seguros y Fianzas y del Sistema de Ahorro para el Retiro, así como el secretario ejecutivo del Instituto para la Protección al Ahorro Bancario.

apr