Los consumidores se mostraron más optimistas en junio del 2018, el Índice de Confianza del Consumidor (ICC) registró una variación mensual al alza de 1.07% en el sexto mes del año comparada con 0.66% en mayo, lo que representa que se tienen mejores expectativas acerca de sus posibilidades y situación económicas.

De acuerdo con datos del Inegi (Instituto Nacional de Estadística y Geografía), el componente que mide las expectativas de las familias respecto de las posibilidades actuales comparadas con las de hace un año, presentó un aumento mensual de 1.93%; esta situación refleja que en junio de este año las familias consideraron que tenían más posibilidades de hacer compras de bienes durables tales como muebles, televisores, lavadoras y algunos otros electrodomésticos que en mayo.

En el sexto mes del año, en relación con el mes previo, también se recuperó la confianza de los consumidores en que durante los próximos 12 meses puedan adquirir un automóvil nuevo o usado.

Baja la confianza

En su interior, se considera la situación económica actual de los hogares en relación con la que se presentaba hace un año, este referente fue el único que registró nuevamente una caída (0.51%), después de haberse recuperado en abril y mayo.

Las familias redujeron la confianza en que dentro de un año su situación económica será mejor que la de ahora, en mayo del 2018 se registró una variación mensual de 0.55% y en junio pasó a 0.30 por ciento.

La perspectiva que se tiene en los hogares acerca de la situación actual del país en relación con la que se vivía hace 12 meses cayó 0.04% mensual, lo que significa que se cree que el país se encuentra en peores condiciones que el año pasado.

Además, también se perdió confianza a futuro, las familias ya no están tan convencidas que el país estará mejor dentro de un año, el componente que mide estas expectativas pasó de 3.88% en mayo a 3.36% en junio del año en curso.

 

[email protected]