Atenas.- El líder socialista griego, Evangelos Venizelos, advirtió que la recesión del país podría ser más profunda de lo previsto este año y llamó a extender el plan de recortar el déficit a tres años en una reunión con inspectores de la Unión Europea, el Banco Central Europeo (BCE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Los socialistas son uno de los tres partidos que componen el nuevo Gobierno de coalición de Grecia, conformado después de una elección realizada el 17 de junio.

El actual Ejecutivo busca suavizar los duros términos de un rescate que está manteniendo a flote al endeudado país pero que también lo está conduciendo hacia una mayor recesión.

Atenas, que se quedaría sin liquidez en semanas sin el apoyo de la troika de prestamistas conformada por la Unión Europea, el FMI y el BCE, está lejos de las metas acordadas debido en parte a un limbo político generado por la realización de dos elecciones en un corto tiempo.

Los inspectores de la troika se encuentran en una misión en Atenas para supervisar los progresos de Grecia en materia de ajustes y reformas fiscales, acordados en un plan de rescate por 130.000 millones de euros (162.600 millones de dólares).

"El señor Venizelos insistió en la necesidad de acordar un nuevo y actualizado programa de estrategia fiscal", dijo un comunicado difundido el sábado por la oficina del líder socialista.

"(Venizelos) planteó el tema de revisar el rescate, en línea con los procedimientos previstos en él, y extender el periodo de ajuste fiscal a tres años", agregó el documento.

La reunión entre los funcionarios de la troika y Venizelos se prolongó por poco más de una hora. Los inspectores ya se reunieron con el primer ministro griego, Antonis Samaras, y conversarán el domingo con el ministro de Finanzas, Yannis Stournaras.

Debido a que la economía griega se encamina a una contracción de más de 5% en el 2012, lo que sería su quinto año consecutivo de recesión, y a que casi uno de cuatro griegos se encuentra desempleado, el Gobierno ha dicho que la austeridad se ha vuelto intolerable.

El viernes, en su primer discurso político desde que asumió como primer ministro, Samaras dijo que su objetivo no es exigir un cambio en las metas establecidas en el acuerdo de rescate, sino en las políticas de austeridad impuestas para cumplirlas.

apr