Los ataques a los complejos petroleros de Arabia Saudita el mes pasado posiblemente impactarán el crecimiento de su economía este año, dijo el Banco Mundial, aunque añadió que el declive puede ser compensado parcialmente por un incremento del gasto fiscal en sectores fuera de la industria energética.

El crecimiento del Producto Interno Bruto saudí de este año se prevé en un 0.8%, por debajo de la estimación previa del Banco Mundial de 1.7% emitida en abril, debido a los recortes de producción de petróleo del reino y al empeoramiento de las perspectivas globales, de acuerdo al reporte.

La estimación del Banco Mundial está muy por debajo de las propias expectativas de Arabia Saudita de un crecimiento del PIB de 1.9% este año.

"Los ataques a las instalaciones petroleras saudíes generaron una interrupción significativa de los suministros que también se espera impacten en el crecimiento del 2019", dijo el Banco Mundial.

Los ataques inicialmente tumbaron la mitad de la producción de crudo del reino.

erp