14 diciembre del 2009. El primer ministro griego, George Papandreou, delinea políticas para recortar déficit a 8.7% de su PIB para el 2010, que incluye un recorte de 10% en el gasto de seguridad social.

16 diciembre del 2009. S&P degrada calificación de la deuda soberana griega de A- a BBB+ por considerar ineficaces dichas medidas.

19 diciembre del 2009. El diferencial de la deuda griega a 10 años, con respecto a la alemana (spread), se dispara a un promedio de 272 puntos base, el más alto en ocho meses.

22 diciembre del 2009. Moody’s baja la calificación de la deuda griega a A2 de A1 ; sin embargo, la degradación fue menos severa de lo que se esperaba.

14 enero del 2010. El gobierno griego revela su plan de austeridad, con lo que buscaría reducir su déficit a 8.7% de su PIB para el 2012, mismo que fue aprobado por la Comisión Europea un mes después.

1 marzo del 2010. Se da a conocer el plan de austeridad griego, que incluye, entre otras medidas, un alza de 2% del IVA hasta 21% y recortes salariales de 30% en el pago del mes de aguinaldo de los funcionarios públicos.

15 marzo del 2010. Los ministros de Finanzas de la Unión Europea acuerdan la creación de un mecanismo de ayuda a Grecia, pero no se revelan detalles.

9 abril del 2010. La zona euro acuerda contribuir con 35,000 millones de euros en préstamos bilaterales a Grecia, mientras que 15,000 millones los dará el FMI.

22 abril del 2010. La Eurostat revisa a la alza el déficit público de Grecia para el 2009 de 12.7 a 13.6% con respecto al PIB. Moody’s rebajó la calificación de deuda soberana de Grecia a A3 desde A2 .

19 mayo del 2010. Expiran los primeros bonos a 10 años, por lo que Grecia debe pagar 8,500 millones de euros para cumplir sus obligaciones.