El Fondo Monetario Internacional estima que el acuerdo para refinanciar 45,000 millones de dólares con Argentina finalmente se cerrará en 2022, y no este año.

De acuerdo con fuentes citadas por la agencia Bloomberg, esto tiene que ver con que, según entienden en el organismo internacional, el presidente Alberto Fernández no ve mayores incentivos para alcanzar un acuerdo en el corto o mediano plazo.

El FMI, además, apuntó en varias oportunidades que las negociaciones con la Argentina avanzaban por buen camino, aunque ahora dentro del organismo entienden que no se esperan progresos en cuanto a lo que tiene que ver con cuestiones como la austeridad fiscal, sobre todo con las elecciones de medio término programadas para noviembre próximo de por medio.

El organismo siempre mostró su intención por cerrar el acuerdo durante este año. Esta postura coincide con la que había expresado la vicepresidenta Cristina Kirchner a fines de mayo pasado, quien había manifestado que "no podemos pagar porque no tenemos plata".

"No estamos diciendo de no pagar la deuda. Nuestro espacio político fue el único que pagó las deudas de todos los otros gobiernos. Deberíamos hacer un esfuerzo, sobre todo aquellos que tienen responsabilidades institucionales, sean del oficialismo o de la oposición, para que nos den mayor plazo y otra tasa de interés de una deuda que otros contrajeron", afirmó en aquel momento.

Por el mismo camino había ido el ministro de Economía argentino, Martín Guzmán, quien en abril último precisó que lo importante para la Argentina es "hacerlo bien, más que rápido".