Los abogados de Argentina no estuvieron presentes el jueves en la primera audiencia ante la justicia estadounidense por el caso de su deuda en default tras la asunción del nuevo gobierno de Mauricio Macri, constató la AFP.

La audiencia ante el juez federal Thomas Griesa no involucraba directamente a Argentina, sino a los fondos especulativos que le ganaron un juicio por deuda impaga desde 2001 y tres bancos extranjeros a raíz de un bono emitido en 2014 y 2015 por el país sudamericano que podría violar la sentencia.

Si bien los abogados del estudio que representa a Argentina no estaban obligados a asistir, hasta el momento lo habían hecho en todas las anteriores audiencias vinculados con el caso.

NOTICIA: Gobierno de Macri, listo para negociar con holdouts: Pollack

El secretario de Finanzas argentino, Luis Caputo, dijo el miércoles que el mediador designado por Griesa para el caso, Dan Pollack, le había afirmado que no era "necesario" que Argentina participase en la reunión.

Sin embargo, y consultado por la prensa este jueves, Pollack negó haber recomendado al gobierno argentino no enviar abogados, aclarando de todos modos que esta audiencia específica no involucraba al país.

"No recomendé nada. No pienso que Argentina fuese parte de esta moción", señaló.

Griesa falló en el 2012 contra Argentina y le ordenó pagar unos 1,700 millones de dólares a día de hoy por bonos en default desde 2001, como lo requerían los fondos especulativos NML Capital y Aurelius.

NOTICIA: Gobierno de Macri se reúne con justicia de EU para buscar salida con holdouts

El saliente gobierno de Cristina Kirchner (2007-2015) rechazó tales condiciones y Griesa congeló en 2014 un pago de 539 millones de dólares en Nueva York a bonistas que habían adherido a los canje de 2005 y 2010 de deuda impaga, provocando un default parcial.

Justo antes de asumir el 10 de diciembre, el nuevo gobierno argentino del liberal Macri, precisamente a través de Caputo, indicó a Pollack que comenzaría a negociar "rápidamente" con los fondos "buitres" para resolver el litigio.

En la audiencia del jueves, Griesa escuchó los argumentos de las partes pero no determinó si la emisión de bonos Bonar 24 efectuada por la administración Kirchner tuvo carácter internacional y por lo tanto debe estar sujeta a su fallo bloqueando el pago de títulos canjeados.

NOTICIA: Previsible acuerdo con "holdouts" en 2016: Macri

El 93% de los acreedores de Argentina aceptó los canjes de 2005 y 2010 de reembolso parcial con importantes quitas, pero el 7% restante las rechazó, reclamando el reembolso de la totalidad de lo adeudado más intereses.

En octubre pasado, Griesa aceptó además un pedido de 49 demandas de otros tenedores de deuda argentina en default por unos 6,150 millones de dólares de sumarse al fallo a favor de fondos especulativos.

abr