Argentina empezará a negociar con los fondos litigantes que le reclaman el pago de bonos soberanos en la segunda semana de enero, con la intención de lograr un acuerdo que ponga fin al diferendo por su deuda en default impaga, anunció este lunes el mediador judicial, Dan Pollack, tras reunirse con enviados del presidente Mauricio Macri.

Se acordó que volverán a la ciudad de Nueva York en la segunda semana de enero para comenzar negociaciones sustanciales con los tenedores de bono (holdouts) , indicó Pollack en un comunicado al final de un encuentro de una hora con el secretario de Finanzas argentino, Luis Caputo, y el vicejefe de gabinete, Mario Quintana.

En un corto texto, Pollack, nombrado mediador por el juez federal estadounidense Thomas Griesa, señaló que la reunión fue constructiva y abarcó una gama de cuestiones , sin más precisiones.

Los funcionarios argentinos eludieron a la prensa al final del encuentro, que tuvo lugar en la oficina de Pollack, en el centro de Manhattan, constató la AFP.

Se trató de la segunda reunión del nuevo gobierno de Mauricio Macri con el mediador judicial, luego de la primera a principios de diciembre en la cual se le anunció que Argentina comenzaría a negociar rápidamente con los fondos especulativos NML Capital y Aurelius, que ganaron en el 2012 un juicio por 1,700 millones de dólares al día de hoy por bonos en default desde el 2001.