Argentina y el Fondo Monetario Internacional (FMI) dijeron el jueves que alcanzaron un acuerdo preliminar por una línea de crédito stand by por 50,000 millones de dólares por 36 meses a tasa variable, a cambio de lo cual el gobierno del país endurecerá su ajuste fiscal e incrementará la independencia del banco central.

El financiamiento disponible para Argentina, que debería ser aprobado por el directorio del FMI el 20 de junio, busca llevar confianza a los inversores tras las severas turbulencias financieras del mes pasado que hundieron a la moneda doméstica.

La tasa dependerá de la cotización de los derechos especiales de giro del FMI y de los desembolsos que la nación sudamericana utilice, explicó el organismo en una nota.

“Se estima que el costo del préstamo será de 1.96%, mientras los desembolsos acumulados no superen 187.5% de la cuota argentina en el FMI (monto equivalente a aproximadamente 8,480 millones de dólares ); de 3.96%, si los desembolsos acumulados superan ese monto, y de 4.96% si el crédito vigente se mantiene por encima de ese monto por más de tres años”, refirió.

Argentina dijo que, una vez aprobado el acuerdo por el directorio del FMI, utilizará de inmediato un desembolso de 30% del monto total y usará el resto según sea necesario.

Desde el gobierno, destacaron que “el programa es innovador, ya que protege especialmente a los sectores más vulnerables. En efecto, se incluye explícitamente el monitoreo de indicadores sociales y, por primera vez en la historia en un programa con el FMI, una salvaguarda que permite incrementar el gasto social si el gobierno argentino lo considerara necesario”.

El gobierno liberal dijo en otro comunicado que, además, obtuvo financiamiento por 5,650 millones de dólares para los próximos 12 meses del Banco Interamericano de Desarrollo, del Banco Mundial y del CAF-Banco de Desarrollo de América Latina.

Acudimos al FMI para evitar una crisis: Dujovne

El ministro de Hacienda Nicolás Dujovne precisó detalles respecto al acuerdo por 50,000 millones de dólares alcanzado con el organismo. “Esto refleja el apoyo de la comunidad internacional a la Argentina. Es una muy buena noticia, estamos muy contentos”, dijo junto al presidente del banco central, Federico Sturzenegger, en una conferencia de prensa para anunciar el acuerdo con el FMI.

El paquete estará disponible a partir de la aprobación del acuerdo por parte del directorio del FMI previsto para el 20 de junio.

En tanto, en relación al desembolso del monto, precisó que 30% (15,000 millones de dólares) será “de inmediato” y luego se irán liberando a medida que se soliciten en caso de ser necesarios.

Desde el Centro Cultural Kirchner, Dujovne explicó que se decidió acudir al organismo de crédito internacional “para evitar una crisis” ante el nuevo contexto internacional. “Si se seguían acumulando presiones, era probable que terminásemos pidiendo el apoyo de la comunidad internacional más tarde para reparar un daño que ya se hubiera producido”.

En tanto, detalló que el acuerdo permitirá adelantar un año la meta de equilibrio de las cuentas públicas previsto originalmente para el 2021.

Por otra parte, Dujovne sostuvo que el acuerdo incluye una cláusula “inédita” en la historia entre el organismo y la Argentina porque “prevé eventuales relajamientos en la meta de déficit” para aplicar una porción del gasto a programas sociales.“Esta política fue recibida por el fondo con mucho apoyo. Estamos mostrando algo novedoso”, aseguró. (con información de El Cronista)