Grandes empresas exportadoras e importadoras de varios rubros son sospechadas en Argentina de desviar unos 6,800 millones de dólares, dijo este martes el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich.

"Estamos en un proceso de investigación muy exhaustiva respecto a incumplimientos de principales empresas, entre las cuales se encuentran compañías mineras, cerealeras, alimenticias, automotrices y petroleras", indicó el coordinador de ministros en una rueda de prensa en la Casa Rosada.

Según informes del Banco Central de Argentina (BCRA, autoridad monetaria) hay empresas "que exportaron y no acreditan el ingreso de las divisas correspondientes; y en muchos casos, hay importadores que transfirieron dólares al exterior pero no registran el ingreso de los bienes", señaló.

El jefe de Gabinete dijo que es una cuestión que preocupa al gobierno y que el monto involucrado "no es una cifra menor, estamos hablando de 6,824 millones de dólares", de los cuales 3,000 millones corresponden a importaciones y el resto a exportaciones, agregó.

La investigación sale a la luz cuando el gobierno intenta frenar el drenaje de reservas monetarias, que superó los 2,000 millones de dólares sólo en enero, y espera la inyección de dólares de las agroexportadoras al mercado.

El nivel de divisas atesoradas por el Banco Central cerró el lunes en 28,003 millones de dólares, con una baja acumulada de 2,596 millones desde el 30 de diciembre del 2013 y de más de 23,000 millones desde el 2011.

Argentina se marginó del mercado mundial de capitales y recurre a las reservas del BCRA para pagar vencimientos de deuda pública.

Además, el Banco Central interviene a diario para administrar el valor de la moneda y satisfacer la demanda de dólares, en una plaza cambiaria que atraviesa una transición tras una devaluación del peso del 18% en enero y una habilitación parcial de las venta de divisas para pequeños ahorristas.

erp