El dólar minorista no cedía, pese a la decisión del gobierno argentino de pedir apoyo financiero al Fondo Monetario Internacional (FMI).

Al mercado le cuesta todavía recuperar la confianza. En las pantallas del Banco de la Nación Argentina el billete sumaba 20 centavos y se vendía a 23 pesos argentinos.

En el mercado mayorista del Mercado Único y Libre de Cambios, la divisa operaba a 20.62 pesos, unos 22 centavos por encima del cierre del martes, mientras que el dólar blue se colocaba en los 22.70 pesos. Operadores consultados por El Cronista precisaron que ante la renovada tendencia alcista del billete, el banco central volvió a salir a vender en el mercado de futuros.

Por su parte, Gustavo Quintana de PR Cambios explicó que intervenir en futuros es “un instrumento más que intenta utilizar el banco central para acotar la fluctuación del contado sin utilizar reservas líquidas”.

“Es usual que muchos bancos centrales utilicen intervenciones en los mercados de futuros. De hecho, en Brasil el banco central utiliza muy a menudo ese recurso”, aclaró.

Una buena noticia para el mercado, golpeado por la suba de tasas y el dólar en el exterior en las últimas semanas, es que Diputados convirtió en el proyecto de Mercado de Capitales, denominado de “Financiamiento Productivo”.

En tanto, el banco central argentino obtuvo el miércoles 2,000 millones de dólares de una línea de crédito del Banco de Pagos Internacionales, lo que incrementó sus reservas, que están golpeadas tras fuertes ventas recientes de divisas en el mercado cambiario para intentar sostener a la moneda local.

Mercados asimilan

Los principales sectores del mercado financiero de Argentina buscaban el miércoles discernir los alcances de las conversaciones iniciadas por el país con el FMI para obtener una línea de apoyo tras la elevada volatilidad en la plaza durante las últimas semanas.

La Bolsa recortaba una seguidilla de cinco sesiones en baja, el peso mayorista se mantenía equilibrado gracias al accionar del banco central en operaciones a futuro, los bonos no despegaban y el riesgo país superaba las 500 unidades a niveles no alcanzados en los últimos 16 meses. “Sólo apuntamos a un rebote que permita distinguir algo de racionalidad, que es lo que justamente faltó en las últimas semanas”, dijo la consultora Portfolio Personal.

Por su parte, BTG Pactual sostuvo en un informe que “en general, el anuncio (de llegar al FMI) es negativo tanto para el peso, el crédito y las acciones, principalmente a lo largo de un aumento de la política riesgo, con el escenario más probable de una caída en la imagen del gobierno”.

La negociación

El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, inició las negociaciones en búsqueda de financiamiento con el FMI, al entrevistarse en Washington con el director del Departamento del Hemisferio Occidental, Alejandro Werner.

Es en ese marco que el funcionario le solicitó al organismo una línea de crédito denominada Stand-By (SBA) de alto acceso, que demandaría una negociación cercana a seis semanas.

De acuerdo con el sitio web del FMI, los SBA son utilizados principalmente por países de medianos ingresos para ayudarlos a “salir de las crisis y volver a un crecimiento sostenible”. Las naciones que piden prestado dinero en este marco deben pagarlo en un plazo de entre 3.25 y cinco años.

De ese encuentro, que se realizó a primeras horas de la tarde, participó también el encargado de Argentina del FMI, Roberto Candarelli, dijeron fuentes oficiales.

Dujovne tiene previsto entrevistarse hoy jueves con la directora del FMI, Christine Lagarde, antes de emprender el viaje de regreso a Buenos Aires.(Con información de Reuters)

Petrolera YPF podría reducir costos

La petrolera argentina YPF, controlada por el Estado, indicó el miércoles que la fuerte devaluación que sufrió el peso local en los últimos días debería ayudarla a seguir reduciendo costos, ya que gran parte de sus ingresos están ligados al dólar.

En medio de una elevada inflación que podría ser alimentada por la devaluación, el gobierno firmó con YPF y otras empresas un acuerdo para congelar los precios hasta julio, cuyo costo será recuperado por la firma en el segundo semestre, según la petrolera estatal.

En una conferencia con inversionistas, el presidente ejecutivo de la empresa, Daniel González, explicó que YPF subirá los valores de los combustibles mensualmente a partir de julio, aunque la magnitud de los aumentos aún “no está definida”.

El ejecutivo dijo que el acuerdo “no es sostenible a largo plazo”.

Por otro lado, González señaló que “la devaluación que recién experimentamos debería ayudar a continuar bajando los costos”.

El ejecutivo explicó que 40% de los ingresos de la compañía son en dólares, mientras que 60% restante está ligado a precios en la moneda estadounidense.

En tanto, YPF saldrá de los campos o activos en los que no se considere competitiva, la empresa tiene por otro lado la voluntad de adquirir más acres o activos para operar a un valor equilibrado, según González.

YPF reportó el martes una ganancia neta de 5,986 millones de pesos (unos 297.1 millones de dólares) en el primer trimestre del 2018, frente a utilidades por 192 millones de pesos en el mismo periodo del año pasado. (Reuters)