El nuevo ministro de Energía y Minería de Argentina dijo el lunes que el recién asumido Gobierno de centroderecha buscará incrementar los precios del gas en boca de pozo para incentivar la producción.

La tercera economía de América Latina enfrenta un multimillonario déficit energético y depende en gran medida de la importación de gas licuado para consumo interno.

NOTICIA: Argentina elimina impuestos a exportaciones agrícolas

"Para el caso del gas natural, iniciaremos un sendero de recuperación del precio del gas en boca de pozo para permitir remunerar adecuadamente la inversión en la producción local", dijo Juan José Aranguren en un evento por el día del petróleo.

Aranguren además indicó que el nuevo Gobierno mantendrá la composición accionaria de la petrolera YPF, que se encuentra bajo control estatal desde el 2012.

NOTICIA: Industriales argentinos esperan encuentro con Macri

Respecto a la energía eléctrica, con tarifas casi congeladas desde el 2001, agregó que gradualmente modificarán el esquema de subsidios a particulares "con el objetivo principal de recuperar la calidad del servicio eléctrico y atraer la inversión", y así disminuir la dependencia de la importación energética.

Por la escasa inversión, los cortes del servicio eléctrico se han vuelto costumbre en grandes urbes como Buenos Aires donde la creciente demanda energética no es satisfecha por una red de distribución que no ha sido modernizada en los últimos años.

Aranguren agregó que se mantendrán los subsidios a los sectores más vulnerables en energía eléctrica y en gas natural.

(ACTUALIZACIÓN: 14:57)

abr