Argentina informó este jueves que extendió hasta el 2 de junio el plazo para negociar la reestructuración de 65,000 millones de dólares en deuda externa, que vencía el viernes.

La postergación del vencimiento llega luego de que el país avanzara en las negociaciones con sus acreedores, aunque difícilmente podría evitar un default mañana viernes, cuando debería cancelar intereses de deuda.

"La República continúa recibiendo opiniones y sugerencias de inversores acerca de diferentes caminos para mejorar el valor de recupero", señaló el Gobierno a través de un comunicado publicado en internet.

"La República se encuentra analizando estas sugerencias para maximizar el apoyo de los inversores, preservando al mismo tiempo sus objetivos de sostenibilidad de la deuda", añadió.

erp