Buenos Aires.- Con ayuda de un avión teledirigido, las autoridades argentinas detectaron en el último año cientos de miles de casas no declaradas ante el fisco.

La Agencia de Recaudación de la Provincia de Buenos Aires localizó más de 100,000 construcciones que pagaban impuestos como si fueran terrenos baldíos.

Además del avión no tripulado, se utilizaron controles presenciales y tecnología satelital.

El titular de ARBA, Iván Budassi, dijo en un informe difundido el domingo que "la maniobra de evasión representa, en conjunto, una deuda acumulada de 100 millones de pesos (12.7 millones de dólares) en concepto de impuesto inmobiliario que deberán abonar los contribuyentes en infracción".

La agencia requerirá a los dueños de 101,866 propiedades que regularicen su situación; en caso contrario, esta determinará la valuación fiscal de las propiedades y fijará el impuesto.

nlb