Davos, Sui. Hemos tenido relación muy distante. Sin conflictos y sin resultados concretos. Con estas palabras, Mauricio Macri, presidente de Argentina, expresó su deseo de mejorar las relaciones con México.

Algo que me impresionó mucho fue lo que nos dijo uno de sus ministros. Nos explicó que el intercambio entre nosotros es un día y medio de intercambio entre México y Estados Unidos. Así que debemos trabajar intenso para cambiarlo .

Las altas expectativas por su llegada a Davos, que rompieron con 13 años de ausencia de Argentina en el foro, facilitaron su comunicación con los periodistas en el búnker destinado a la prensa.

Ahí, comentó que durante la reunión bilateral que sostuvo con el presidente de México, Enrique Peña Nieto, el viernes pasado, se habló de tener una relación mucho más intensa y más productiva entre los países.

Macri afirmó que ambos países son tan importantes que deben intensificar su relación para generar más trabajo en su país y en México.

El comercio total entre México y Argentina cayó 25% a tasa anual en el 2014. De acuerdo con información de la Cámara de Comercio Mexicano-Argentina, las exportaciones mexicanas hacia aquel país han registrado un comportamiento ascendente durante la última década, que va de 569 millones de dólares en el 2004 a 1,301 millones en el 2014. Estos parámetros registran un crecimiento anual promedio de 9% durante esos 10 años.

La principal fortaleza de la producción argentina es con los commodities más relacionados con el consumo, que son las únicas materias primas que no están cayendo mundialmente.

El ministro de Hacienda y Finanzas argentino, Alfonso Prat-Gay, reveló que pese al alejamiento de Argentina con el Fondo Monetario Internacional, el organismo internacional realizó año con año el diagnóstico profundo y minucioso al que tienen derecho los países miembros.