Argentina buscará este año reducir drásticamente su déficit primario, atacar la galopante inflación y solucionar una larga disputa por deuda soberana impaga para conseguir una resurrección de su economía, dijo el miércoles el ministro de Hacienda y Finanzas.

En una extensa conferencia de prensa, Alfonso Prat-Gay hizo un desglose de la herencia recibida por el Gobierno del presidente Mauricio Macri tras ocho años de la gestión de centroizquierda de Cristina Fernández, a quien responsabilizó de manipular las estadísticas oficiales de la macroeconomía.

"Lo que (las autoridades salientes) nos dijeron que era un déficit primario de 2.3% de PIB (en el 2015), resulta que fue 5.8%", señaló el funcionario.

NOTICIA: Argentina retoma índice de inflación para bonos

Prat-Gay afirmó que apunta a bajar el déficit en un punto porcentual en el 2016 y que ya empezó a recortar el gasto público. Añadió que eliminará subsidios en servicios públicos a 30 o 40% más rico de la población que recibe ese beneficio.

A su vez, calculó que en el 2015 la inflación promedio rondó 28%, y aseguró que la meta del Gobierno es que la variación de precios sea de 20 a 25% en el 2016, para caer escalonadamente hasta 5% en el 2019.

"En el tema fiscal e inflacionario vamos a ser cuidadosos pero tendremos mano dura", señaló Prat-Gay, quien destacó que espera una inflación inferior a 1% mensual a partir del segundo semestre del año.

NOTICIA: Argentina estimó inflación del 2015 en 30%

Macri asumió en diciembre con la promesa de liberar la economía para reactivarla, tras años de estancamiento por alta inflación y falta de acceso al crédito internacional debido a una disputa judicial de más de una década con tenedores de bonos impagos que rechazaron reestructurar su deuda en dos ocasiones.

En relación a ese pleito, Prat-Gay afirmó que no se deben esperar soluciones decisivas en la primera reunión del miércoles en Nueva York entre representantes de Argentina y acreedores impagos que ganaron un juicio en su contra.

Pero dijo que el Gobierno negociará con dureza para obtener un acuerdo extrajudicial justo con esos acreedores, con los que la gestión anterior rechazó reunirse en varias ocasiones por considerar que buscaban extorsionar al país.

"En la última sentencia, y aplicando esa sentencia a todos los 'me-toos', que es más o menos lo que está sucediendo en la corte de Nueva York, el costo pasa de 2,943 millones de dólares hasta 9,882 (millones de dólares). Para mí es el costo de lavarse las manos durante más de 10 años", dijo Prat-Gay.

NOTICIA: Argentina ratifica deuda por 9,000 mdd con holdouts

Ese grupo, liderado por fondos de inversión estadounidenses, obtuvieron un fallo de un juez de distrito de esa nación que le impide a Argentina pagar vencimientos de su deuda reestructurada hasta tanto no les abone el total de sus títulos, más intereses, lo que llevó al país a un default parcial de deuda en el 2014.

abr