Luego de la primera y áspera reunión entre el secretario de Finanzas, Luis Caputo, y los representantes de los fondos especulativos, el Gobierno de Argentina pondrá en práctica esta semana dos puestas en escena para poder mostrar su escaso poder de fuego contra una sentencia ordenada por el juez, Thomas Griesa, de pagar 100% de los bonos en default.

La primera es que licitará una ampliación del Bonar 2020 por 1,000 millones de dólares al mismo tiempo que intentará canjear bonos con vencimiento en 2017 por la misma serie que licita y vencen tres años más tarde.

La segunda puesta en escena estará encuadrada el marco del Foro de Davos, que se desarrollará este jueves y viernes y que contará con la presencia del presidente, Mauricio Macri, y del ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat-Gay. En Suiza, el objetivo es presentarse como un país que quiere negociar y honrar sus deudas.

NOTICIA: Argentina presentará próximamente una propuesta financiera a holdouts

En el equipo de Prat-Gay consideran que la negociación será dura porque la Argentina no está dispuesta a llegar a cualquier acuerdo. Si bien quieren cerrar rápido con los fondos especulativos, la realidad es que hay tiempos que el Gobierno necesita.

El próximo 25 de enero la Argentina presentará una propuesta de pago. Si bien aún no se dieron a conocer los detalles en Hacienda aseguran que será pública. Pero como la propuesta será superadora a lo ofrecido en los canjes anteriores, se necesita pasar por el Congreso para cambiar la Ley Cerrojo (prohibe al Poder Ejecutivo reabrir o mejorar la oferta en el proceso de canje de bonos en cesación de pagos).

Una fuente vinculada a los fondos especulativos aseguró que "hay una sentencia firme en el país que la Argentina eligió para someterse a emitir deuda soberana. Ese país es Estados Unidos, y un juez también de ese país consideró que la Argentina tiene que pagar lo que la ley le indicó y hasta ahora no hizo. Los acreedores no debemos presentar propuestas, los acreedores queremos cobrar".

NOTICIA: Conflicto con holdouts y Argentina, sin solución inmediata

Sin embargo, en el macrismo prefieren creer otra historia."La licitación del Bonar es una suerte de demostración a los buitres que en el corto plazo el país consigue financiamiento sin que se lo puedan embargar", dice una fuente del Gobierno que prefiere mantenerse en el anonimato. "La idea es forzar a los buitres a negociar, porque mientras tanto no cobran nada y si siguen así, seguirán sin cobrar", afirma.

Oficialmente el mismo Gobierno asegura que la licitación del miércoles es "para continuar con los objetivos de normalización de la economía establecidos en la última licitación de títulos públicos Bonar 2016 efectuada el pasado 28 de diciembre". En ese contexto, "la Secretaría de Finanzas anunció que procederá a la ampliación del Bono de la Nación Argentina en dólares estadounidenses 8% 2020 (Bonar 2020), el que será colocado a través de un proceso de licitación pública".

Sin embargo, a pesar de los ?esfuerzos del Gobierno por la normalización de la economía?, los fondos especulativos no son el único frente abierto. Las represas que se construyen en el sur con créditos chinos están paralizadas porque, según la empresa argentina Electroingeniería, a car go del proyecto con la socia china Gezhouba Group Corporation, el Banco Central no está girando parte de los fondos para que la obra continúe.

NOTICIA: China invertirá 15,000 mdd en dos centrales nucleares en Argentina

El problema adicional a la paralización de las obras tiene que ver con un eventual reclamo que pueden hacer los bancos chinos pidiendo el reembolso del capital comprometido (unos 1,500 millones de dólares) si la obra sigue frenada. Tal vez en la reunión que mantuvieron el jueves pasado la canciller Susana Malcorra y el embajador de China, Yang Wanming, se comenzó a destrabar el problema.

abr