Buenos Aires.- Argentina defenderá la libertad de precios y comercialización de los alimentos en el mercado internacional y rechazará cualquier intento por limitarla, dijo el miércoles el ministro de Agricultura, Norberto Yahuar, en el marco de una reunión de la FAO en Buenos Aires.

"Vamos a defender los precios de lo que producimos", anunció Yahuar en rueda de prensa y afirmó que "cualquier solución (que se pretenda implementar) no va a ser en desmedro de bajar el precio de los alimentos".

El funcionario argentino habló con la prensa en el marco de la XXXII Conferencia para América Latina y el Caribe de la Organización para la Agricultura y la Alimentación (FAO), de la que participan 32 ministros de Agricultura de la región.

"El sacrificio y el trabajo de nuestros productores tienen que tener un precio justo", insistió Yahuar, y reiteró que la región seguirá planteando esta posición ante el G20 y en todos los foros internacionales en los que se discuta el valor de los alimentos.

El ministro sostuvo que "va a ayudar a erradicar la hambruna en el mundo", uno de los objetivos de la FAO.

En este sentido, el director general de la FAO, José Graziano da Silva, exhortó a la región a reafirmar su compromiso con la erradicación del hambre a través de la Iniciativa América Latina y Caribe Sin Hambre 2025, que ha recibido el apoyo de todos los países de la región desde su creación en 2005.

"Porque creemos que el hambre puede y debe ser erradicada, fuimos la primera región en asumir este objetivo", señaló Da Silva.

En su intervención ante los asistentes al encuentro, Graziano alertó sobre el desperdicio de alimentos y reveló que "cerca de 1.300 millones de toneladas de alimentos -aproximadamente un tercio de la producción anual- se pierde o se desperdicia cada año".

"Los consumidores en países ricos tiran a la basura cerca de 222 millones de toneladas de alimentos, lo que equivale a la producción anual neta de Africa subsahariana", dijo el exministro brasileño.

En octubre de 2011, la FAO lanzó una campaña contra la volatilidad de los precios de los alimentos, una de las mayores amenazas para la seguridad alimentaria de los países en desarrollo.

La reunión de la FAO culmina este viernes.

klm