A través de una resolución conjunta de las secretarías de Hacienda y de Finanzas el Ministerio de Economía, el gobierno de Argentina dispuso la ampliación en hasta 3,000 millones de dólares de la deuda pública emitida en Bonar 2024, el mismo título que el Ejecutivo está ofreciendo estos días como moneda de cambio del Boden 2015, el bono que representa la mayor carga de vencimientos del último año de Cristina Fernández como presidenta.

El Bonar 2024 fue emitido en abril de este año para pagar la indemnización a Repsol por la expropiación de YPF. Hasta hoy, circulan 3,250 millones de dólares en este bono. Pero ese monto se ampliará, por el canje de los Boden que ofreció el Gobierno tanto como sea necesario y por la nueva emisión de hasta 3,000 millones de dólares.

Al no establecer taxativamente el sistema de licitación, deja abierta la posibilidad de que la misma sea por precio de corte (ofertas que en el descuento de lo que pagan por cada 100 dólares nominales del título elevan la tasa de interés real) o a precio fijo; sí establece que en caso de licitación a precio fijo , si el total ofertado supera el monto anunciado, se prorratearán las ofertas en forma proporcional a los montos solicitados .

El Bonar paga intereses semestralmente a una tasa de 8.75% anual. El capital se cancelará en seis cuotas anuales y consecutivas entre el 2019 y el 2024, las primeras cinco cuotas del 16.66% y la última del restante 16.70 por ciento.

La emisión de estos 3,000 millones de dólares ya había sido anunciada por el ministro de Economía Axel Kicillof cuando la semana pasada anunció la operación de recompra y canje de los Boden 2015. Pero cuando al día siguiente se publicó la resolución conjunta para esa operación, figuraban en la misma las especificaciones para la compra de Boden (a 97 por cada 100 dólares nominales del bono) y las de la emisión para el canje (a 99.7 dólares Bonar 2024 por cada 100 dólares de Boden 2015), pero no las de una nueva emisión para licitar.

abr