A partir de este lunes comenzaron a regir en Argentina aumentos superiores al 500% en el servicio de electricidad y el gobierno advirtió que prepara alzas en el precio del gas.

El ministro de Energía, Juan José Aranguren, confirmó que en las próximas semanas se anunciarán aumentos en otros servicios, aunque descartó que se vaya a tomar como parámetro para las negociaciones salariales de este año, tal y como exigen algunos sindicatos.

NOTICIA: Gobierno argentino denuncia a Telmex por apagón de luz

Pese a los fuertes aumentos, el funcionario aseguró que la estrategia general del gobierno es "cuidar el bolsillo de los argentinos para tomar en cuenta el impacto en el presente y en el futuro de la crisis energética que padece el país.

El incremento en la electricidad, explicó, se debió a una década de desinversión que hoy estamos pagando con una capacidad de generación que está limitada y una calidad del servicio que también termina afectando el bolsillo de los usuarios".

La semana pasada, cuando precisó el monto de los aumentos, Aranguren afirmó que en los últimos años se mantuvo un sistema tarifario injusto en el que se castigó a los que menos tienen y se afectó a varias provincias en un sistema poco federal".

NOTICIA: Telmex, sin resolver cortes de luz en Buenos Aires

Con las alzas, el gobierno pretende ahorrar 4,000 millones de dólares en subsidios, que prometió aplicará en inversiones para mejorar el servicio.

El tarifazo implica, por ejemplo, que los usuarios que pagaban 25 pesos mensuales (alrededor de 1.7 dólares), ahora deberán cubrir hasta 158 pesos (poco más de 11 dólares), aunque podrán ser beneficiados con descuentos si consumen menos energía eléctrica.

erp