Riad / Dubai.- Arabia Saudita, cuyas finanzas públicas se han visto perjudicadas por los bajos precios del petróleo, anunció planes para reducir su déficit de presupuesto récord con recortes al gasto, reformas a los subsidios de la energía y un alza en los ingresos obtenidos por impuestos y privatizaciones.

El presupuesto de 2016, publicado el lunes por el Ministerio de Finanzas, es la mayor reforma a la política económica del primer exportador mundial de crudo en más de una década e incluye reformas sensibles que las autoridades habían evitado previamente.

NOTICIA: Irak supera a Arabia Saudita como distribuidor de petróleo en Europa

El plan sugiere que el reino no está considerando con una importante recuperación en los precios del petróleo en el corto plazo y que, en cambio, se está preparando para un periodo de varios años con bajos precios del crudo.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) advirtió en octubre de que Riad se quedaría sin fondos dentro de cinco años si no adopta medidas de austeridad.

NOTICIA: Desplome de precio del petróleo seguirá en el 2016

"Nuestra economía tiene el potencial de responder a los desafíos", dijo el Rey Salman en un discurso, al agregar que el presupuesto del 2016 inició una fase en la que su reino diversificaría sus ingresos.

El Gobierno tuvo un déficit de 367,000 millones de riyales (97,900 millones de dólares) en 2015, o un 15% del Producto Interno Bruto (PIB), dijeron funcionarios. El plan de presupuesto del 2016 tiene por objetivo reducir el monto a 326,000 millones de riyales, reduciendo la presión para que Riad pague sus deudas vendiendo activos en el extranjero.

NOTICIA: Arabia Saudita ha desestabilizado al mercado petrolero: Rusia

Los ingresos el próximo año alcanzarían 514,000 millones de riyales, que se comparan con 608,000 millones de 2015. El petróleo Brent ha promediado cerca de 54 dólares por barril este año, pero actualmente cotiza en casi 37 dólares.

mac