Arabia Saudita decidió este lunes aumentar en más de 50% algunos precios de la gasolina en el marco de una revisión de las subvenciones a los precios de la electricidad, el agua, el diésel y otros productos petrolíferos, ampliamente subvencionados en el reino.

Esas decisiones, algunas en las cuales entran en vigor desde el martes, según la agencia oficial SPA, ocurren horas después del anuncio por el reino de un déficit presupuestal récord de 98,000 millones de dólares (89,200 millones de euros) en el 2015 y la adopción de un presupuesto de 2016 también muy deficitario, a causa del hundimiento de los precios internacionales del petróleo, materia prima de la que Arabia es el primer exportador mundial.

NOTICIA: Producción de crudo de Arabia Saudita no cederá terreno

Según la decisión del Consejo de ministros, el precio de la gasolina sin plomo 95 (octanos) aumenta 50%, pasando de 0.60 riyales a 0.90 riyales (0.24 dólares) el litro, y el de la gasolina 91 en 67%, pasando de 0.45 riyales a 0.75 riyales (0.20 dólar) el litro.

Los precios de la gasolina en la región del Golfo están entre los más baratos del mundo.

NOTICIA: Productores de crudo bajo costo prevalecerán: Ministro de Arabia Saudita

El gigante petrolero Aramco anunció en la red social internauta Twitter el cierre inmediato de las gasolineras hasta el lunes a medianoche para facilitar la reanudación de las ventas con el nuevo precio.

El Consejo de ministros indicó que el aumento de los precios de la gasolina está destinado a que se adapte a los precios en el mercado international.

NOTICIA: Arabia Saudita advierte sobre precios bajos del crudo

El ministerio de Finanzas anunció el lunes una serie de medidas de austeridad para contener los gastos públicos, incluyendo un programa de cinco años para reducir las subvenciones de los precios del agua y los productos petrolíferos.

abr/nlb