Washington.- La Cámara de Representantes aprobó hoy una ambiciosa iniciativa de reforma del sistema financiero de Estados Unidos, que busca prevenir nuevas crisis y fijar estándares más estrictos de operación en Wall Street.

Con una votación de 237 votos a favor y 162 en contra, la iniciativa de ley busca proteger a consumidores e inversionistas y regular los complejos instrumentos financieros derivativos.

El presidente Barack Obama sostuvo que la iniciativa dará más protección a los consumidores y ofrecerá al país salvaguardas contra futuras crisis financieras.

" Ha sido una larga batalla contra los defensores del estatus quo en Wall Street, pero el voto es una victoria para los estadunidenses afectados por la torpeza y la imprudencia", dijo.

Se trata del segundo proyecto de ley aprobado en el Congreso desde el estallido de la crisis financiera que llevó a Estados Unidos a la peor crisis económica desde la Gran Depresión y a aprobar la mayor intervención del gobierno en la economía.

El Senado aprobó un proyecto similar por lo que ambas iniciativas deberán se conciliadas y objeto de un nuevo voto antes de ser eventualmente promulgadas.

El líder de la mayoría demócrata del Senado Harry Reid indicó que su versión final será considerada hasta mediados de julio.

La iniciativa otorga por primera vez a la Reserva Federal, el banco central estadunidense, poderes adicionales para imponer estándares prudenciales más estrictos a las empresas financieras.

Asimismo establece un nuevo Consejo de Supervisión de Servicios Financieros, formado por el secretario del Tesoro y titulares de las agencias regulatorias, que fijará reglas de operación y mecanismos para detectar amenazas a la estabilidad del sistema financiero.

En materia inmobiliaria, la iniciativa enmienda la Ley de Préstamos a Propietarios de Viviendas, a fin de que incluya una nueva oficina de supervisión y delinea nuevas regulaciones para préstamos industriales o de asociaciones de ahorros.

apr