Si bien las participaciones pagadas a estados y municipios crecieron 16.6% en los primeros cuatro meses del año, los recursos etiquetados que reciben los gobiernos locales por medio de las aportaciones sufrieron una baja de 2.3%, según revela el informe de las finanzas públicas y la deuda.

En 23 estados las aportaciones, una de las fuentes de ingresos más importantes para las haciendas locales para hacer frente a los problemas de marginación, descendieron respecto del mismo periodo del 2009. El Distrito Federal fue el más afectado con una reducción de 23.8 por ciento.

Sólo en nueve se observaron incrementos en donde la entidad más beneficiada fue Oaxaca en cuanto a variación porcentual de 5.7%, seguido de Michoacán con 5.3 por ciento.

El rubro de aportaciones en el Presupuesto de Egresos de la Federación surgió como parte del proceso de descentralización del gasto, cuyo objetivo es hacer más eficiente el uso de los recursos públicos en las entidades federativas.

De enero a abril las aportaciones sumaron 154,897 millones de pesos, es decir 2.3%menos de lo que se observó en igual lapso del año pasado.

Los ocho fondos que integran este ramo presentaron contracciones, siendo el más importante el de Aportaciones Múltiples, el FAM, con -30.9%, seguido del correspondiente a recursos para salud, el FASSA, con -7.6% y el de Seguridad Pública, el FASP, con -4.4 por ciento.

Gasto federalizado

De acuerdo con el informe de Hacienda, a excepción de las participaciones que aumentaron 16.6% en términos reales debido a una mayor Recaudación Federal Participable, el resto de los recursos que se canalizaron a los estados y municipios disminuyeron en general 9.4 por ciento.

En tanto, el gasto federalizado en provisiones salariales y económicas cayó 92.7% con un monto de 644.1 millones de pesos.

Los recursos que se transfieren a través de los convenios de descentralización ascendieron a 18,574 millones de pesos, es decir una reducción de 29.6% en el primer cuatrimestre del año.

De esta cantidad, la que se entregó por medio de la SEP fue de 17,172 millones de pesos, lo que significó una disminución de 2.2%; los convenios establecidos con la Sagarpa se cayeron 83.5% y con la Secretaría del Medio Ambiente bajaron 97.7 por ciento.

Tenencia a la baja

La Tenencia, que está fuera de las aportaciones, también mostró un comportamiento negativo al cierre de abril. Los ingresos por este concepto cayeron 12.6% respecto del mismo periodo del 2009.

El desplome más sobresaliente se dio en Colima con -92.9% seguido de Campeche con 92 por ciento. En Querétaro, en donde ya es un gravamen estatal, los recursos por este concepto bajaron 89 por ciento.

lflores@elecoomista.com.mx

Valores