A pesar de que este miércoles el gobierno colombiano iba a radicar ante el Congreso el proyecto de reforma tributaria, el Ministerio de Hacienda aplazó la presentación del mismo. Sin embargo se espera que se presente esta semana.

Tal como lo vino mencionando el ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, el llamado proyecto de ‘Ley de Solidaridad Sostenible’ busca recaudar $26 billones (7,110 millones de dólares), es decir, 2.2% del PIB.

Según explicó el Gobierno, el objetivo de este proyecto estará centrado en tres enfoques: el primero, los cambios en el IVA, con los que se esperan recaudar $10.5 billones (2,871 millones de dólares); el segundo son los impuestos a las personas naturales, $17.6 billones (4,812 millones de dólares) y el último, lo gravámenes a las personas jurídicas, $3 billones, (820 millones de dólares).

El IVA es uno de los puntos más controversiales. El ministro Carrasquilla reiteró que en la próxima reforma se eliminará la categoría de bienes exentos, excepto para los bienes de exportación.

Además, tras las especulaciones, dijo que no se gravarán alimentos básicos ni sus cadenas de producción, con el propósito de proteger el consumo de los hogares con menores ingresos.

De hecho, el presidente Iván Duque aseguró que no se gravarán bienes como el azúcar, la sal, el café o el chocolate. Con estas medidas, el recaudo potencial del IVA aumentaría de 39% a 46%, mientras que en la OCDE esta cifra es de 56 por ciento.

Por otro lado, el Gobierno mantendría el impuesto al patrimonio por otros dos años y, además, aumentaría la tarifa del impuesto a los dividendos de 10% a 15 por ciento. También se volvería a proponer un impuesto solidario para ingresos superiores a $10 millones mensuales, que pagarían una tarifa de 10% entre julio y diciembre de 2021, aunque será descontable del impuesto de renta de los periodos gravables 2021 y 2022.