Mientras que analistas afirmaron que con el resultado de la inflación en febrero los efectos de la reforma fiscal demostraron que serán transitorios, se anticipa que el pan dulce seguirá aumentando, tal como lo refleja el Índice Nacional de Precios Productor (INPP).

Además continuará subiendo el limón y el costo de la telefonía celular, según ese indicador. A los productores el pan dulce a granel les costó 1.66% más que en enero y se prevé que lo trasladen a los consumidores en general.

En febrero la inflación avanzó 0.25%, como se esperaba, con lo cual la variación anual pasó de 4.48%, que tocó en enero, a 4.23%, dio a conocer el Instituto Nacional de Estadística y Geografía.

En esto tuvo que ver que ya no se manifestaron los aumentos en productos gravados con la reforma fiscal; sin embargo, el refresco apareció en la lista de los incrementos más relevantes, con 1.67 por ciento.

En esta ocasión el costo de los alimentos influyó al igual que los energéticos, sobre todo el gas natural doméstico, que se elevó 8.60 por ciento. Y es que el precio del limón está agriando el ánimo de los consumidores, pues el kilo permanece en cerca de 50 pesos y el producto que se vende es de baja calidad. De igual manera, la cebolla se vendió 9.11% más cara respecto del mes pasado, escaseando la blanca. Por eso, en la parte de servicios, las loncherías y restaurantes destacaron con variaciones a la alza de 0.90 y 0.65%, respectivamente, es decir, más de cinco veces la inflación general.

La telefonía celular subió 1.71 por ciento. Con ello, la canasta básica presentó una variación mensual de 0.29% y anual de 5.79 por ciento. Si bien el rubro de alimentos y bebidas no alcohólicas bajó 0.26% en comparación con enero, respecto de febrero del 2013 acumula un ascenso de 4.58 por ciento.

PRECIOS FRONTERIZOS

A la baja se movieron los precios del jitomate (-33.20%), el chile serrano (-22.64%), el frijol (-5.60%) y la calabacita (-15.85 por ciento). Los productos de cuidado personal redujeron su costo, como en el caso de los desodorantes, jabón de tocador y lociones y perfumes.

Por localidades, las fronterizas dejaron de figurar como las más inflacionarias. Tepatitlán, Jalisco, fue la de mayores incrementos, con un alza de 0.83%, seguida de Tlaxcala, con 0.71%, y Ciudad Juárez, Chihuahua, con 0.64 por ciento.

Para Bancomer los datos confirman el efecto transitorio sobre los precios de la reforma fiscal y estimó que la inflación será inferior a 4% en los próximos meses.

Infografia

leonor.flores@eleconomista.mx