Las medidas económicas anunciadas por el nuevo Gobierno de Argentina predicen un 2016 en el que las cartas volverán a repartirse . Un año en el que quienes integran la mesa chica del presidente Mauricio Macri sueñan con una inflación de 25%, aunque las consultoras privadas ya predicen que superará 35 por ciento.

Sin duda, la prueba más difícil será atravesar los primeros tres meses del año, periodo aún afectado por la inercia inflacionaria de un diciembre en el que los precios se dispararon por las expectativas que generaba la salida del cepo y la avivada de algunos sectores remarcando preventivamente.

Consumo deprimido y salarios reales más bajos. Esta es la foto que anticipan los empresarios para el año que viene mientras esperan ansiosos el plan de metas de inflación del ministro de Hacienda, Alfonso Prat Gay. Pese a que la política fiscal será redistributiva con tarifa social de luz para los sectores de menores recursos, no va a ser lo suficientemente expansiva como para contrarrestar la caída en los salarios reales, lo que impactará directamente en una pérdida del poder adquisitivo en los bolsillos de las familias.

Las mejores perspectivas se perfilan para el segundo semestre, siempre que la corrección cambiaria muestre ser sostenible y el plan de infraestructura comience a implementarse. De todas maneras, difícilmente alcance para compensar el desplome verificado en la primera mitad del año , dijo la consultora Ecolatina en un informe de previsiones.

NOTICIA: Argentina coloca bono por 1,046 mdd para importadores

Todos los actores, Gobierno, empresas y sindicatos saben que el pacto social y la negociación de paritarias serán claves para determinar el éxito del destino de la economía en el 2016. Es que de ese número también dependerá la inflación y, si se dispara, se corre el riesgo de que termine licuando la corrección del tipo de cambio , analiza un productor agropecuario, uno de los sectores más beneficiados por las medidas de Macri. El campo, trigo, maíz, ganadería y lácteos son los mejor posicionados porque pueden exportar al precio internacional y remarcaron en el mercado interno , analiza Marina Dal Poggetto, economista de Bein & Asociados.

En el 2016, los más beneficiados serán los sectores transables, ligados a la exportación , coincide el economista Dante Sica, director de Abeceb. En la misma línea, su colega Fausto Spotorno, de la consultora de Orlando Ferreres, agrega la oportunidad que tendrán ciertos sectores de la industria ( que tras la salida del cepo vuelven a tener insumos ) sobre todo aquellos que no están tan ligados al intercambio con Brasil.

Históricamente, Argentina vendía 30% de sus exportaciones a Brasil y el restante 70% a América Latina. Hoy esa relación es 50-50 y la oportunidad estará en la capacidad de volver a diversificar mercados , analiza.

Uno de los sectores más complicados, según el relevamiento de Ecolatina, será el automotriz. Si bien gozaría de una mejora en la competitividad, seguirá afectado por la recesión en Brasil. Incluso con la mejora de la competitividad de las exportaciones, la menor demanda del principal socio comercial no traccionará la producción de vehículos argentinos. Por otra parte, en lo que respecta al mercado interno, la caída en los ingresos reales de los hogares recortaría la compra de automóviles.

NOTICIA: Argentina negociará con holdouts en enero

Naturalmente, los especialistas consultados coinciden en que el agro lleva las de ganar no sólo por la corrección del tipo de cambio sino también por la quita de retenciones en el maíz y el trigo y la baja en la soya. Los productores rurales ya vaticinan una ampliación del área sembrada del maíz y el trigo. El efecto derrame también se dará sobre las economías regionales aún inconformes con un dólar bajo a 13 pesos por unidad y de la mano la reactivación de sector frutícola y la vitivinícola, natos exportadores.

La devaluación encareció viajar los viajes al exterior, razón por la que se espera un crecimiento del turismo interno y del receptivo, sencillamente porque a los extranjeros le resulta más barato veranear en Argentina.

Todos los actores, Gobierno, empresas y sindicatos saben que el pacto social y la negociación de paritarias serán claves para determinar el éxito del destino de la economía en el 2016.

NOTICIA: Macri anuncia más ayuda social tras devaluación

mfh