A 18 días de las elecciones presidenciales, las expectativas económicas para México se mantienen en 2.2% y completan en este nivel un sexto mes consecutivo, según información recabada por la consultoría FocusEconomics.

Pese a la consistencia en la previsión económica, los analistas consultados por la firma evidenciaron preocupación sobre el futuro del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y “una exacerbada incertidumbre sobre la negociación del acuerdo, si se confirma la victoria de Andrés Manuel López Obrador, anticipada en las encuestas”.

Según la lectura de la consultoría, el consenso de los 35 grupos de análisis y corredurías entrevistados, el resultado de esta preocupación ha presionado al peso mexicano derivando en una importante depreciación que podría dificultar el proceso a la baja de la inflación.

El Consensus Forecast para este indicador es de una variación del INPC de 3.9%, que es ligeramente inferior a 4% estimado el mes previo.

En junio, subió a siete el número de corredurías y grupos financieros que elevaron sus previsiones para el desempeño del Producto Interno Bruto de México: Grupo Bradesco, Capital Economics, Euromonitor, Goldman Sachs, Itaú Banco (por segundo mes consecutivo), Jonathan Heath & Co, Oxford Economics y Société Générale. El mes pasado fueron tres las firmas que elevaron sus pronósticos.

El contrapeso para el consenso económico general lo hicieron las tres consultorías que, de acuerdo con el levantamiento de FocusEconomics, recortaron en el mes su previsión: Scotiabank, JPMorgan y el Centro de Estudios Económicos del Sector Privado.

En el análisis de las respuestas, los expertos de FocusEconomics destacaron que la resistencia que ha mostrado la economía doméstica, apuntalada por la dinámica del sector servicios, es de un “notable desempeño del sector industrial” y de un mejor desempeño de la agricultura.

[email protected]