Al paso de un año las corredurías y consultorías nacionales e internacionales bajaron sus expectativas de crecimiento para México para el 2016 en 1 punto porcentual, para dejar la previsión media en 2.8%, según FocusEconomics.

En el último LatinFocus Consensus Forecast del 2015, consideraron que el efecto negativo de la caída de la producción del petróleo en México y su impacto en las finanzas públicas son los principales riesgos a la baja.

En enero, había corredurías que incluso esperaban que la economía alcanzaría una expansión de 4.5% el año que entra, como Nomura, o Banamex–Citigroup, que preveía un incremento de 4.4 por ciento.

Al paso de 11 meses, Nomura mesuró sus previsiones a 3.3%, mientras Banamex las ha recortado hasta 2.8% que tienen ahora.

En contraste, el grupo que tenía la previsión más baja de crecimiento para el 2016 en enero de este año fue Ve por Más, con un estimado en 3.1% que se aleja de 2.6% que esperan hoy.

De acuerdo con el reporte mensual correspondiente a noviembre, los 34 grupos de análisis consultados por la firma recortaron por primera vez en el trimestre su pronóstico de crecimiento para el año entrante. En agosto, esperaban que la economía registraría una expansión de 3% en el 2016.

Previsiones, arriba en el 2015

El pronóstico para este año es de estabilidad , según la lectura de FocusEconomics, lo que explica que por primera vez en el año la media de las previsiones de las corredurías y despachos de análisis se corrigió al alza.

Así, subieron desde 2.3 a 2.4% su proyección media para el Producto Interno Bruto (PIB) mexicano en el 2015. Este consenso del mercado resulta de la inclusión del dato del PIB al tercer trimestre, divulgado por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) en noviembre, que consideran que evidencia una aceleración de la economía.

El instituto informó que en el tercer cuarto del año el PIB alcanzó una expansión de 2.4%, que es una aceleración desde 2.2% del trimestre previo.

Con el Consensus Forecast para el 2015, que es como identifica FocusEconomics a la media de las previsiones, se observa que están ligeramente arriba del piso en el rango estimado por el gobierno, de 2.6 a 3.6 por ciento.

En el análisis, la firma evidencia como los motores del mejor desempeño al flujo de remesas que envían los mexicanos del exterior, que ven como un determinante de la recuperación sostenida que mantiene el consumo interno.

No obstante la mejora, destacan que la producción industrial se incrementará en 1.6% este año, que es menor en 0.1 puntos a la previsión del mes anterior.

En contraste, los analistas encuestados consideran que la producción industrial alcanzará una expansión de 2.8% en el 2016, un pronóstico sin cambios respecto del que traían en octubre.

En el detalle de la información, se observa que la consultoría más optimista sobre el desempeño mexicano es Santander con un estimado de expansión en 2.7 por ciento. Esta previsión contrasta ligeramente con 3.5% que preveían en enero.

Al iniciar el año, había corredurías, como la de Nomura, que esperaban que la economía alcanzaría una expansión de 4.2%, número que tuvieron que invertir hasta 2.4 por ciento.

En el extremo, el grupo financiero que tenían las expectativas más pesimistas fue de Vector Casa de Bolsa, que previó una expansión de 2.9 por ciento.

Al paso de estos 11 meses, la misma firma Vector recortó la previsión hasta 2.1% y se mantiene como la menos optimista.

ymorales@eleconomista.com.mx