El Fondo Monetario Internacional (FMI) sugiere a las autoridades de Irlanda, Islandia, España y Estados Unidos otorgar una amnistía hipotecaria a los endeudados clientes de la banca para acotar la debilidad de la economía.

Esta solución ya fue aplicada en EU durante la década de los 30 con probada eficacia para reducir las deudas de las familias, limitar el número de desahucios y acotar las ejecuciones hipotecarias, precisó el organismo.

Al interior de uno de los primeros dos capítulos que ha liberado el Fondo de su reporte emblemático Panorama Económico Mundial (WEO, por su sigla en inglés), los expertos sostuvieron que las deudas hipotecarias que preceden periodos de recesión suelen prolongar la debilidad de las economías hasta por cinco años.

Esto por la carga que genera la cartera vencida en los libros de los bancos y su impacto en la estabilidad financiera de las instituciones.

Programas ambiciosos para reestructurar la deuda de los hogares, como los aplicados en Estados Unidos en la década de los 30 y actualmente en Islandia, pueden reducir los impagos y ejecuciones, y reducir la carga del endeudamiento , evidenciaron en el capítulo Dealing with household debt .

LA EXPERIENCIA

En el documento, los analistas del FMI argumentan que el plan que aplicó el gobierno estadounidense en 1933, cuando el Presidente de aquel país era Franklin Delano Roosevelt, consistía en la compra de deuda a los prestamistas hipotecarios para reestructurarlos después y luego revenderlos a otros inversionistas, según Rupa Duttagupta, investigadora participante en la elaboración del capítulo referido.

Durante la presentación de los capítulos, transmitida en línea a una semana de que inicie la Reunión de Primavera del FMI y el Banco Mundial, la analista se refirió a la solución que ha aplicado Islandia, donde el gobierno, que es propietario de una importante proporción de bancos, ha perdonado créditos con valor equivalente a 13% del PIB de aquel país.

PRECIOS DE COMMODITIES, A LA BAJA

En el cuarto capítulo analítico del WEO, los analistas pronosticaron una importante caída en el precio de los commodities que se presentará este año y el próximo. El efecto en la economía mundial será de una mayor caída en los precios internacionales de estos productos.

En el largo plazo, advirtieron, los precios de las materias primas son más propensos a hundirse que a mantenerse en los niveles actuales .

ymorales@eleconomista.com.mx