Las autoridades federales tienen que actuar ante el ambiente de casino de Wall Street, donde las transacciones de alta velocidad realizadas por computadoras pueden causar sacudidas en los mercados, dijo Chris Dodd, presidente de la Comisión de Banca en el Senado de EU.

Dodd dijo que una nueva práctica en la que las computadoras compran y venden acciones en fracciones de segundo pudo haber sido la causa del derrumbe del jueves, cuando el mercado cayó cerca de 1,000 puntos en pocos minutos para luego recuperarse.

Por su parte, el senador republicano Richard Shelby, quien apareció junto con Dodd en el programa Face the Nation del canal CBS, dijo estar de acuerdo en que se debe responder a una situación en que los entes reguladores se ven superados por la tecnología.

En tanto, funcionarios de la Comisión de Valores (SEC) están estudiando si se deberían imponer restricciones a las operaciones con papeles de empresas que hayan caído un determinado porcentaje en un periodo de tiempo limitado, explicó la fuente.

La SEC y la Comisión de Negociación de Futuros de Materias Primas aún están intentando determinar las razones del derrumbe de los mercados del jueves pasado.

Si bien los reguladores han estado trabajando contrarreloj desde entonces para saber qué sucedió, aún deben notificar a las bolsas de una investigación oficial sobre el tema.

Ese paso liberaría la entrega de más información a los reguladores. Cuando ese pedido llegue, la investigación probablemente se enfoque en quién estableció las ofertas de compra y venta, los diferenciales entre esas ofertas, los volúmenes de operaciones, etcétera.

Los reguladores tienden a minimizar la teoría de que la caída libre de los mercados se debió a un error en una operación o a un error de tipeo al inscribir una transacción. Además, están estudiando las relaciones entre los mercados de futuros y en efectivo de acciones.

En un momento de la sesión del jueves, varias acciones, entre ellas las de Accenture y Exelon, cayeron a 1 centavo de dólar.

Los críticos de la Bolsa de Valores de Nueva York dicen que la automatización de las operaciones aceleró la corriente vendedora y expuso la necesidad de límites para frenar esos derrumbes.

La velocidad y el volumen de las transacciones se han disparado en los últimos años, debido a que los reguladores alentaron la aparición de nuevas plataformas de operaciones para desafiar la posición dominante de las bolsas tradicionales.

Sin embargo, en el último año la SEC ha mostrado su preo­cupación por la fragmentación del mercado y las denominadas operaciones de alta frecuencia.

valores@eleconomista.com.mx