La sede central en Buenos Aires del banco británico HSBC fue allanada este miércoles a pedido de la justicia en una causa que investiga la presunta existencia de unas 4,000 cuentas de evasores fiscales argentinos en Suiza, informó una fuente judicial.

La entidad bancaria presentó "a las autoridades judiciales la documentación que está disponible y se encuentra procesando otros requerimientos adicionales", según dijo en un comunicado.

El operativo realizado en pleno centro de Buenos Aires, con un centenar de agentes impositivos, se enmarca en un caso iniciado por una denuncia penal a fines de noviembre contra el HSBC por actuar "como apoderado" de unas 4,040 cuentas bancarias de argentinos.

En septiembre, la administración tributaria francesa había entregado datos de esos posibles evasores fiscales argentinos con cuentas en el HSBC de Suiza.

Entonces, el banco rechazó "enfáticamente la participación en asociación ilícita alguna, incluyendo cualquier organización que permita la exteriorización de capitales con la finalidad de evadir impuestos".

Este miércoles, el HSBC dijo estar "trabajando y seguirá colaborando con la justicia y los reguladores en Argentina".

En noviembre pasado, la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) presentó una denuncia por "evasión fiscal y asociación fiscal ilícita por cuentas bancarias de argentinos ocultas en Suiza", dijo su titular, Ricardo Echegaray.

Informó que el organismo recaudador denunció "la existencia de una plataforma ilegal montada por tres entidades bancarias que operan en la Argentina, todas vinculadas con el HSBC".

El origen de esta información está en una causa judicial abierta en Francia a finales del 2008, cuando el exempleado de HSBC Suiza, Hervé Falciani, facilitó a la justicia francesa una lista de más de 127,000 presuntos evasores fiscales con cuentas en Suiza.

Echegaray había dicho en septiembre que sólo 125 contribuyentes argentinos figuraban con cuentas declaradas en el banco HSBC en el exterior.

abr