Los países de la Alianza del Pacífico trabajarán para reducir el impacto de las amenazas e incidentes cibernéticos, lo que les permitirá fortalecer la seguridad del sistema financiero y del mercado de capitales.

Así lo anunciaron durante la XXI Reunión de Ministros de Finanzas de la Alianza del Pacífico, integrado por Chile, Colombia, México y Perú, que tuvo lugar la semana pasada en Washington D.C., Estados Unidos.

Esto, en el marco las reuniones anuales de las Juntas de Gobernadores del Fondo Monetario Internacional y del Banco Mundial, donde estuvo presente el titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Arturo Herrera Gutiérrez.

La SHCP señaló en un comunicado que los cuatro países coincidieron en sumar esfuerzos para avanzar hacia la adopción de buenas prácticas y el análisis de las condiciones necesarias para el reporte e intercambio de información sobre casos cibernéticos.

Resaltaron la importancia de continuar con los avances del proceso de profundización e integración de los mercados de capitales de la Alianza del Pacífico, a través de medidas enfocadas en la armonización de aspectos que ayuden a promover la comercialización intrarregional de fondos (Pasaporte de Fondos).

Lo anterior, considera la identificación de recomendaciones para el fortalecimiento del Mercado Integrado Latinoamericano (MILA) y el robustecimiento de estándares de Gobierno Corporativo.

De manera adicional se instruyó avanzar en el fortalecimiento de capacidades y el intercambio de experiencias sobre el gasto público relativo al cambio climático y la divulgación de información financiera relacionada al clima.

Respecto al Tratamiento Tributario, consideraron necesario ratificar la Convención para Homologar el Tratamiento Impositivo, previsto en los Convenios para evitar la Doble Imposición (CDI), e impulsar medidas operativas que impulsen la certeza tributaria.

Esto, permitirá promover y facilitar la inversión en la región y evitar la erosión de las bases imponibles, intercambiar experiencias respecto de los procedimientos de solución de controversias acordados en los CDI y modernizar las administraciones tributarias por medio de la digitalización de procedimientos.