El gobierno alemán anunció este lunes que quiere proteger a las empresas en riesgo de quiebra por las consecuencias de la epidemia de coronavirus.

"Queremos evitar que las empresas estén obligadas a declararse en quiebra porque la ayuda prometida por el gobierno no llega a tiempo" a causa de procedimientos administrativos demasiado lentos, declaró a la prensa la ministra alemana de Justicia, Christine Lambrecht.

De esta manera podría quedar suspendida la obligación legal de una empresa de declararse en bancarrota después de tres semanas con falta de liquidez .

El gobierno de Angela Merkel prometió el viernes pasado a las empresas un crédito "ilimitado" para mantenerlas a flote, en el marco de un paquete de medidas económicas de al menos 550,000 millones de euros, el mayor de la historia de Alemania desde 1945.

Las empresas del sector del turismo y de los servicios, las más afectadas por la epidemia, son las primeras que podrían beneficiarse de esta ayuda.

El grupo TUI, el número uno mundial del turismo, pidió el lunes ayuda al estado.

La compañía aérea alemana Lufthansa prevé por su parte suprimir dos terceras partes de sus vuelos en las próximas semanas. Las restricciones para viajar son cada vez mayores y el grupo perdió la mitad de su valor en bolsa en lo que va de año.

erp