El gobierno alemán prohibirá las ventas en corto al descubierto a partir hoy, en las 10 instituciones financieras más importantes del país, dijo un portavoz del Ministerio de Finanzas.

La prohibición entrará en vigencia a la medianoche , precisó el portavoz, quien agregó que la medida sobre las ventas en corto sin contraparte se aplica también a los credit default swaps (CDS) de los bonos de los gobiernos de la zona euro.

Con las ventas en corto, los operadores pueden manipular el precio de un activo. Este tipo de operaciones es criticado por los gobiernos, que ven en ellas una especulación detrás de la crisis griega.

En meses recientes, el gobierno ha trabajado en una nueva ley que apunta a mejorar el funcionamiento de los mercados de capitales.

Se esperaba que el borrador de las reglas, una respuesta a la crisis, fuera aprobado por el gabinete de Merkel para mediados de julio y se convirtiera en ley tras ser aprobado por el parlamento a fines del 2010.

Bajo los planes esbozados a principios de este año, las ventas en corto al descubierto serían prohibidas por ley como un riesgo a la estabilidad de los mercados financieros. Un sistema electrónico para reportar y publicar las posiciones de ventas cortas sería establecido, con sanciones para asegurar el cumplimiento de los vendedores en corto.

Tim Ghriskey, jefe ejecutivo de Inversiones de Solaris Asset Management en Nueva York, dijo que tenía dudas sobre la efectividad de la decisión alemana.

El único problema es que los inversionistas pueden ir a cualquier parte para las ventas cortas (...) así que a menos de que se convierta en una restricción global realmente no tiene sentido hasta lo que podemos decir , dijo Ghriskey.