Berlín.- No tendría sentido dividir el segundo programa de rescate para Grecia, dijo el ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schäuble, en declaraciones publicadas por la revista semanal Tagesspiegel am Sonntag.

"Si Grecia obtiene todas las aprobaciones necesarias e implemente reformas y aclara otros asuntos, entonces podrá obtener el segundo paquete de rescate", declaró Schäuble.

"Un acuerdo por etapas o un acuerdo paso a paso no sería constructivo. Decidiremos sobre un programa completo el lunes", agregó.

Fuentes dijeron el miércoles a Reuters que funcionarios de Finanzas de la zona euro han estado examinando formas de retrasar parte o todo el rescate a Grecia, de 130,000 millones de euros.

Sin embargo, líderes europeos manifestaron optimismo el viernes de que Grecia pueda asegurar todo el nuevo paquete de rescate después de que Atenas aplique los recortes remanentes de un plan de austeridad de 3.300 millones de euros.

Schäuble también se defendió contra críticas del presidente griego, Karolos Papoulias, quien lo acusó con enfado de insultar a Grecia.

"No conozco a ningún Sr. Schäuble que haga tal cosa. Quizás el presidente griego oyó mal", sostuvo el ministro germano.

Dijo además que todos los ministros de Finanzas en la zona euro habían luchado por dos años para estabilizar al euro, "y en particular para estabilizar a Grecia".

Schäuble afirmó que la zona euro no estaba estableciendo nuevas condiciones para entregar ayuda, pero que era necesario que Grecia diera "garantías suficientes de que se ceñirá a los que ha sido acordado, independientemente del resultado de las elecciones".

El titular de Finanzas de Alemania ha hablado de Grecia como un "pozo sin fondo" dos veces esta semana, provocando ira en el país y alimentando sospechas de que los europeos del norte podrían estar preparándose para sacar a Atenas de la zona euro, reconfortados por cálculos de que eso ya no destruiría a la moneda única.

klm